“Mary Cassatt: el vínculo con la madre”

Encuentran muerto a actuario del Trife
Por:
  • yolanda_pica

1859, Filadelfia, la familia Cassatt tiene una acalorada discusión con su hija Mary (15), ella insiste en dedicarse a ser artista plástica, su padre: “Te prefiero muerta que en esos nocivos ambientes”.

De una familia acomodada descendiente de franceses cuenta con una expectativa: casarse y ser una mujer tranquila.

Creció con 6 hermanos y presenció la muerte de dos, marcada por el profundo dolor de su madre, tomó otra decisión: nunca casarse.

Empeñada en su vocación desarrolló su carrera en Paris donde en 1875 tras ver la obra de Edgar Degas en una galería, llegó a la conclusión de que no estaba sola en su rebelión: “Solía aplastar mi nariz contra las ventanas para absorber todo lo que podía de su arte….Cambió mi vida, desde entonces pude ver el arte del modo como siempre quise verlo”, cuando se conocieron él se volvió su mentor y la incluyó en el grupo Impresionista, siendo la primera mujer americana de este movimiento.

Su pintura evolucionó hasta lograr el estilo que la hizo pasar a la historia: escenas domésticas y retratos de madres e hijos en íntima relación, lo pudo expresar como nadie lo había logrado.

En Inglaterra, a mediados del siglo pasado dos psicoanalistas infantiles: Michael Balint y John Bowlby contribuyeron a entender el vínculo entre la madre y el hijo.

Balint habló de la “Falta Básica” que es la ausencia de amor de la madre hacia el hijo, lo que lleva a dos defectos en el comportamiento: Ocnofilia (lazos con marcada dependencia, tendencia a aferrarse a lo seguro) o Filobatismo (adaptarse a la distancia, soledad y tendencia a la búsqueda de experiencias nuevas) estados que se presentan en diversos grados en los sujetos.

Bowlby desarrolló la “Teoría del Apego”, como la forma que tiene una persona de relacionarse con otra, el primer vínculo es entre el bebé y la madre, esta relación única otorga seguridad y confianza y la forma en que se desarrolla este lazo repercute en la vida posterior del individuo. Bowlby detalla que la pérdida de la madre a edad temprana pasa por tres fases: protesta, ansiedad y desapego, por esta teoría podemos comprender las reacciones que surgen en adultos tras una separación indeseada o una pérdida afectiva: ansiedad, ira y depresión con alejamiento emocional.

Desde mi punto de vista, la pintora sufrió por los cuadros depresivos que pasó su madre al perder a sus hijos lo cual genialmente transformó en independencia, creatividad y expresión de la importancia del maternaje.

El gobierno francés le otorgó a Mary Cassatt en 1904 la Legión de Honor e ingresó post-morten al Salón de la Fama Nacional de Mujeres en Estados Unidos.

Murió a los 82 años. Está enterrada en Le Mesnil-Amelot, Francia.

En sus palabras: “ Sólo hay una cosa en la vida para una mujer, ser mamá… Una mujer artista tiene que ser capaz de hacer sacrificios”.

Dra. Yolanda Pica

Médico Psiquiatra y Psicoterapeuta

Email: ypr2004_5@hotmail.com

Twitter: @YolandaPica