Viernes 15.01.2021 - 20:32

Los tramposos de Seguros Monterrey

AT, o pollitos en fuga
Por:

Cuentan que a finales de 2018 la oficial mayor de Hacienda, Raquel Buenrostro, recibió a los representantes de aseguradoras, entre ellos, Seguros Monterrey NewYork Life, para intentar renegociar el costo de las primas para los funcionarios públicos…, pero interesados más en mantener los seguros individuales a fin de cobrar más, rechazaron la renegociación: en enero de ese año, el servicio fue cancelado por el gobierno.

Pero ello resultó, curiosamente, a favor de los burócratas ya que la aseguradora, que dirige Gustavo Cantú, destaca por su pobre calidad (ha reprobado las mediciones realizadas por la Condusef, que hoy dirige Oscar Rosado) dada la habilidad que sus ejecutivos tienen para encontrar “la letra chiquita chiquita” en cualquier contrato y así evitar  cubrir los siniestros para los que han sido contratados. En agosto siguiente, acompañados de Recaredo Arias, que preside la AMIS, los aseguradores (y otra vez Monterrey) buscaron a la funcionaria para intentar ser recontratados, pero sin éxito: la SHCP, en medio del complejo proceso de compra de medicamentos, no los pudieron atender. Y que mejor: que ni le abran la puerta a Seguros Monterrey, pues lo más probable es que se contrate un problema, una trampa y no una solución para los trabajadores del Estado. El actual director de la aseguradora, Cantú, trabajó en empresas extintas en telecomunicaciones de donde, al parecer, aprendió a permanecer lejano de las personas, sus clientes, a las que dice servir.

IMSS, huele a pescao. La manera sigilosa, orquestada y tipo de resultados con que el IMSS licitó el equipamiento médico por unos 1,200 millones de pesos, rememora las maniobras que durante años realizó Manuel, el Pescado, Gómez Portugal, para controlar y obtener pingües ganancias en ese tipo de compras. Lo que más destaca de esa licitación son las restricciones para un “concurso a modo” que benefició principalmente a General Electric,  de Vladimiro De La Mora; Siemens, de Ignacio Díaz; Drager, que lleva Arndt Knestel; Philips, de Cesar Carrasco, y GSIM, de Mauricio Covarrubias: los operadores dentro del IMSS -como el coordinador de adquisiciones y contrataciones, José Roberto Flores- colocaron “candados técnicos” (señalados varias veces en este espacio) para limitar la competencia internacional… y marcaron los requerimientos técnicos conforme a los catálogos de operación que los proveedores para equipos de anestesia especializada o centrales para monitoreo múltiple de camas. Lo nuevo es que los ganadores, que tradicionalmente vendían carísimos sus equipos, esta vez descontaron hasta 50% a fin de mantener la dominancia. ¿Será que este gobierno acepte la preservación de monopolios sí obtiene buenos precios?

Apps: Big Brother chilango En medio de las crisis que a casi a diario se desatan en el país, pasó casi desapercibido, apenas a mediados de este mes el secretario de Movilidad Andrés Lajous emitió un tenebrosos cambios a la Ley de Movilidad para que las plataformas móviles de transporte (Uber, Cabify, Yax, Didi, etc.) entreguen información pormenorizado al gobierno central -a cargo de Claudia Sheinbaum- sobre cada uno de los viajes, persona por persona, que realice cada uno de los conductores que trabajan con apps. No es por ser desconfiado, pero la pregunta esencial es si la información de millones de usuarios queda en manos de una autoridad íntegra que no venda los delicados datos personales… o si sucederá lo de siempre.