Mejor escenario para BMV

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

La depreciación del peso no solo ejemplifica una mayor demanda de activos financieros fuera de México, también ha impuesto una mayor demanda de bienes nacionales por nacionales, en la búsqueda de evitar el traslado del alza del dólar en el valor de los productos. Las empresas públicas mexicanas tuvieron en el segundo trimestre de 2016, un alza importante en sus ingresos por esta razón.

El balance del periodo de reportes trimestrales muestra que las ventas crecieron 12.8% en un año, el mayor incremento desde 2012 y el monto fue 1.6% superior a lo esperado, en tanto el Ebitda subió 9.3%, mientras que la utilidad neta disminuyó 16.3% por pérdidas cambiarias.

En dicho periodo se observó un mayor dinamismo desde las tiendas de autoservicio, hasta el consumo discrecional. Por tanto, el área de análisis de Santander recomienda a los inversionistas bursátiles mantener una sobre ponderación en compañías del sector de consumo y entre sus favoritas se encuentras las acciones de Liverpool, Gap, Walmex, Banorte, Vesta y Volaris.

En otro sentido, los especialistas del mercado bursátil de Intercam consideran que en la segunda mitad del año, el consumo pudiera mostrar una menor tendencia de crecimiento, y por tanto prefieren ser cautelosos, principalmente en sectores donde los comparativos resultan difíciles de superar.

Los mejores reportes, de las empresas que forman parte del IPC, con los mayores crecimientos en Ebitda fueron Volaris (42%), OMA (37%), IEnova (34%), Nemak (28%), Cemex (28%), Alpek (26%), Gmexico (24%), Arca Continental (24%), Alsea (19%) y Bimbo (21%).

Es importante destacar que el IPC ha superado en varias ocasiones el objetivo medio para este año de 46,500 puntos y lo siguiente será que valide dicho nivel y busque un nuevo canal de alza apoyado en los mejores reportes trimestrales y manejo de las finanzas.

Al respecto, ayer Moody’s Investors Service comentó que el perfil de liquidez de las empresas mexicanas es estable y en consecuencia su calidad crediticia, hasta la segunda mitad de 2017. Esto quiere decir que las empresas mexicanas podrán cubrir sus pagos de deuda, gastos operativos, e inversiones de capital hasta el cierre de 2017 con efectivo en caja, flujo de efectivo libre y líneas de crédito bancarias.

Por lo que considero que el escenario mejora para la BMV es porque Moody’s, al mismo tiempo, resaltó que las condiciones crediticias de Brasil seguirán débiles hasta 2017 debido a las dificultades económicas por las que atraviesa, con una creciente deuda doméstica, inversión en desaceleración, la aceleración de la inflación y el alto nivel de desempleo.

Simplemente todo tiene un lado positivo, y ese, hoy, es invertir en México.

Crece 7% envío de remesas. El Banco de México dio a conocer que en junio se recibieron remesas por un monto de 2,306 millones de dólares, 6.9% más frente al envío de un año atrás. Las remesas acumuladas entre enero y junio suman 13,156 millones de dólares, frente a los 12,077 millones del mismo periodo de 2015.

Actualmente, las remesas representan para el país la segunda mayor fuente de ingresos externos, después de la inversión extranjera directa, con un monto de 24,785 millones de dólares. En tanto la depreciación del peso significa para las familias que sus ingresos por dicho concepto aumentaron 16.3% en un año, o bien, por cada 1,000 dólares que se les envió, recibieron 2,500 pesos adicionales en este año.

irasema.andres@3.80.3.65

Twitter: @IrasemaAndres