Menor presión laboral

Francia condena negativa venezolana a ingreso de periodista
Por:

Poco a poco el empleo en el país va mejorando en el país, no sólo en cantidad sino también en calidad, gracias a la recuperación económica pero también a menores presiones en el mercado laboral.

Explico lo segundo: Según los resultados de la última Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI, la Tasa de Participación (que mide la proporción de la fuerza de trabajo que pasa a formar parte de la Población Económicamente Activa, PEA) se redujo de 58.1 a 57.5% entre el primer trimestre del 2010 al primer trimestre del 2011. Esto significa que un porcentaje menor de la población de 14 años y más ingresó al mercado de trabajo.

Este es un cambio muy importante con respecto al comportamiento del mercado de trabajo durante la pasada recesión donde, entre finales del 2008 hasta el tercer trimestre del 2009, la Tasa de Participación aumentó de 58.8 a 59.3 por ciento.

Haciendo un ejercicio de extrapolación de la población hasta el tercer trimestre de este año tenemos la siguiente conclusión: mientras en la crisis se incorporaron al mercado de trabajo un millón 660 mil mexicanos, en el último año de recuperación lo hicieron 320 mil personas.

Pero si la población siguió creciendo y la fuerza de trabajo también (población de 14 años y más), ¿a dónde se fue el resto de los mexicanos si no se incorporaron a la PEA? Según los resultados de la Encuesta un mayor número de personas pasaron a engrosar las filas de la llamada Población No Económicamente Activa. Así, mientras en la crisis se sumaron a esta categoría 470 mil mexicanos, en la recuperación del último año lo hicieron ¡más de un millón!

Aquí podemos identificar dos grandes grupos: primero, las 360 mil personas más que están “disponibles para trabajar pero que no buscan empleo por considerar que no tienen posibilidades de conseguirlo” (con lo cual, al primer trimestre 6 millones de mexicanos productivos “ya tiraron la toalla”), y segundo, 780 mil individuos que no tienen interés para trabajar porque tienen que atender otras obligaciones”.

Estos dos grupos aminoraron las presiones sobre el mercado laboral, lo que se refleja en la tasa de desocupación y otras tasas complementarias, lo cual revisaremos mañana.

manuel.herrera@3.80.3.65

Twitter: @DarkEconomist