Mexicanos al grito de Trump

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • Carlos Urdiales

Hay campaña, hay estrategia desde el gobierno mexicano para enfrentar y confrontar el tsunami político en que se ha convertido Donald Trump, virtual candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos. En las más altas esferas del poder “ya lo vieron” y no gusta lo que ahí ven.

A la par de pagar el costo mediático ante la comentocracia nacional por haberse tardado cinco meses en nombrar un embajador ante Estados Unidos y, luego de hacerlo, haberlo dejado sólo 28 semanas el viraje de operación política a nivel diplomático, consular, se profundiza: además del juego exterior el interno se alinea.

No será con foxadas como el gobierno enfrente el tema y contenga la contaminación de una agenda tan antimexicana en y desde Estados Unidos como la que promueve exitosamente (para él) Donald Trump. Se trata de articular mensajes objetivos, serios y documentados. Eso será lo único efectivo en el pragmatismo electoral de noviembre próximo.

Enrique de la Madrid, secretario de Turismo, entendió bien la instrucción: viajó a Miami, Florida, y allá fue a decir que es México el que ayuda a Estados Unidos a crear millones de empleos porque le compra productos en gran cantidad. Si Estados Unidos pierde puestos de trabajo es debido a la automatización, la globalización y los cambios estructurales de fabricación.

“México es el segundo receptor o comprador de productos americanos del mundo, cerca de seis millones de empleos en Estados Unidos están directamente vinculados a las exportaciones a México. Hay 28 estados en la Unión Americana en donde México es el primero o segundo socio más importante de comercio”, dijo De la Madrid Cordero en entrevista con el diario El Nuevo Herald.

El funcionario fue invitado a una conferencia del grupo Hotel Opportunities Latin America (HOLA) y en ese contexto advirtió: “hemos aprovechado este viaje para también hablar de lo importante que es para México, pero también para Estados Unidos, la relación entre los dos países. Nosotros sentimos en México que tenemos que contar una versión más equilibrada, más fair, de lo que es la relación entre México y los Estados Unidos”.

Y soltó datos: “Los mexicanos exportamos cinco veces más que lo que exportábamos antes del TLC, pero Estados Unidos nos exporta también cuatro veces más que lo que nos exportaba antes del tratado”.

En 1993 las exportaciones a México totalizaban alrededor de 10 mil millones de dólares, mayormente en partes para la industria automotriz. Para 2013 el total fue de 70 mil millones en piezas para vehículos. En general, Estados Unidos en el año 2000, vendió a México 127 mil millones en productos; el año pasado ese total llegó a 267 mil millones de dólares.

A los mexicanos al grito de Trump nos toca matizar la locuacidad del otro peligro para México.

urdiales@prodigy.net.mx

Twitter: @CarlosUrdiales