Miércoles 8.07.2020 - 17:47

Mexico pierde clientes

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Irasema Andrés Dagnini

La presión porque el banco central de Estados Unidos continué recortando la oferta monetaria está provocando un fuerte reacomodo global de carteras, que afecta directamente a los activos locales y que seguramente se extenderá durante la semana.

El mercado financiero recibió malas noticias económicas en la semana pasada, como la menor actividad manufacturera de China, lo cual lo llevó a ajustar posturas y disminuir activos de riesgo, sin embargo, el mayor movimiento de carteras deriva de la expectativa de que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) vuelva a reducir la compra mensual de bonos (se prevé que el ritmo disminuya en 10 mil millones de dólares, de 75 mil a 65 mil millones mensuales).

Además del monto de liquidez que pueda reducir al Fed, será determinante conocer el último comentario de Ben Bernanke, como presidente de la Fed, sobre la percepción del comportamiento de la economía o implicaciones sobre las próximas decisiones de política monetaria, tras finalizar la reunión de Comité de Operaciones de Mercado Abierto el 29 de enero.

La tasa de cambio spot rompió ayer una racha negativa de cinco días para ubicarse en 13.3750 pesos por dólar, después de tocar el viernes las 13.44 unidades, nivel que representó una depreciación de 2.67% en enero. La volatilidad continuará el dólar podría alcanzar una cotización de 13.60 unidades en esta semana.

El nerviosismo no es ajeno para el mercado accionario, donde el Índice de Precios y Cotizaciones ha retrocedido hasta las 40 mil 863.41 unidades, con una pérdida acumulada en enero de 4.36% nominal; ni para el mercado de bonos cuando las ventas han empujado a la tasa de interés del bonos M a 10 años a toca máximos de dos años a 6.60 por ciento.

Es importante destacar que la venta de acciones se ha generalizado globalmente y que las presiones sobre el tipo de cambio dominan a las monedas emergentes, en tanto que el mercado de dinero ya perdió la relación directa que mantenía con el mercado estadounidense, lo cual indica que los inversionistas se siguen preparando para el retiro de liquidez internacional, toda vez que los bancos centrales de Europa, Inglaterra, Japón y el de Suiza, anunciaron reducir la oferta de créditos en dólares a los bancos comerciales; una medidas que tomaron desde 2007 para hacer frente a la crisis financiera y evitar cortes al flujo financiero.

Si las expectativas de reducción de liquidez (QE) se cumplen y llegase a culminar en el tercer trimestre de este año, existe una alta posibilidad de que los fondos de inversión continúen ajustando carteras y ejerciendo presión sobre las tasas de cambio y de interés en el corto a mediano plazo.

irasema.andres@3.80.3.65

Twitter: @IrasemaAndres