Viernes 18.09.2020 - 08:35

Monrealazos

Por:

José Rosas Aispuro Torres es el primer priista que renuncia a su partido para convertirse en candidato a gobernador

—en este caso Durango— de la alianza que formaron el PAN, PRD, Convergencia y el Partido del Trabajo.

Tras 25 años de militancia y luego de que le quedara claro que no será el candidato del PRI, cosa sabida desde hace meses, Rosas Aispuro confirmó que seguirá en la política pero negó haber recibido una invitación de la flamante sociedad política para ser su abanderado.

En realidad la invitación se cocinó desde hace también varias semanas, cuando las encuestas encumbraron al favorito del gobernador Jorge Herrera Caldera, quien está a la espera de la confirmación.

Pero, por como van las cosas, el duranguense podría no ser el único priista que renuncia al partido para brincar al otro bando.

Sinaloa sigue siendo otro de esos estados en el que los priistas no se ponen de acuerdo; por un lado se encuentra Jesús Vizcarra Calderón y por el otro el senador Mario López Valdez, Malova, que ha acusado parcialidad dentro del PRI a favor de Vizcarra.

Y aunque no se ha definido públicamente como un eventual candidato de la oposición, hay mensajes del PAN y el PRD que dejan ver que están a la espera de la definición del PRI y del propio senador.

Ayer las dirigencias estatales de ambos partidos decidieron ir en alianza; un dato que confirma la posibilidad de que Malova cambie de bando político si no resulta candidato fue la declinación del perredista Camilo Valenzuela a la candidatura de su partido.

En Puebla es posible que otro priista, Rafael Moreno Valle, también opte por cambiar de camiseta, ya que no será el candidato del góber precioso, Mario Marín.

 El ex senador del PRI Ericel Gómez Nucamendi rendirá protesta como senador en suplencia del candidato aliancista a la gubernatura de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo.

El asunto no tendría mayor trascendencia si no fuera porque Gómez Nucamendi es el dueño del periódico Noticias, voz e imagen de Oaxaca, que en el 2006 fue objeto de ataques por “dos desconocidos”.

Gómez Nucamendi sostiene desde hace años un pleito a muerte con el dirigente del PRI estatal y ex secretario general de Gobierno, Jorge Franco, a quien acusó de estar detrás de los ataques a su diario.

O sea que en Oaxaca se ha echado otro carbón al anafre. Y lo que falta.

 Sorpresivamente, David Monreal Ávila, hermano del senador y ex gobernador de Zacatecas, Ricardo Monreal, declinó su candidatura del PT al gobierno del estado, a favor del priista Miguel Alonso.

La extraña alianza zacatecana se da a favor de Alonso, que fue secretario particular de Ricardo Monreal, presidente municipal de la capital Zacatecas, diputado perredista con Amalia García y ahora, de regreso a sus orígenes priistas, convertido en candidato a gobernador.

Quién sabe si gane la gubernatura, lo que es cierto es que su candidatura revivirá a un priismo muerto en Zacatecas, a partir de la nefasta gubernatura de Arturo Romo.

engranev@yahoo.com.mx