Ni represión ni autoritarismo: AMLO

Declara OMS pandemia el coronavirus
Por:

Después de que el próximo Presidente, Andrés Manuel López Obrador, juró en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco que durante su gobierno “nunca jamás daré la orden a las Fuerzas Armadas, a ninguna autoridad policiaca, para reprimir al pueblo” y “no habrá autoritarismo”, aceptó la exigencia de los líderes del movimiento estudiantil del 68 de reabrir la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado y que se castigue a los responsables de la muerte de sus compañeros.

A 50 años de esos hechos, miles de estudiantes de escuelas públicas y privadas marcharon desde el que fue escenario de esa tragedia con pancartas y mantas en una de las cuales se escribió: “Ahora es tiempo de justicia”, y al arribar al Zócalo hubo un mitin y desfile de oradores que hasta el cierre de esta columna, continuaba.

DE ESTO Y DE AQUELLO

Tras el entusiasmo y satisfacción expresada por los presidentes de México y Estados Unidos y el primer ministro de Canadá y de la felicidad y euforia de dirigentes empresariales de los tres países por llegar al trilateral Acuerdo Económico entre éstos, el USMCA que reemplaza al de Libre Comercio de América del Norte, el TLCAN, empiezan serenidad y  reflexiones.

Es entonces cuando se reconoce que si bien se llegó al necesario y urgente entendimiento entre los integrantes de los equipos de renegociación, se lee y repasan los puntos de acuerdo alcanzados y surgen, como en Canadá por parte de las familias dependientes de la producción y exportación de lácteos, las primeras inconformidades y protestas.

Conforme transcurran días y semanas, antes de que concluya noviembre, cuando se espera que las cámaras de senadores de México y EU y el parlamento de Canadá lo hayan discutido, quizá modificado, y aprobado, esté listo para ser suscrito por los presidentes Peña Nieto y Trump y el primer ministro Trudeau, seguramente habrán de escucharse más puntos discrepantes en los tres países.

El USMCA, sin embargo, se logró con la inclusión de Canadá, después de que México y EU estuvieron inicialmente de acuerdo, pero lo que se necesitaba y faltaba era que aquella nación lo alcanzara con su nación vecina para que, como el TLCAN, fuera trilateral y no quedara en bilaterales, como parecía que llegarían a ser si el gobierno de Trudeau no llegara a entenderse con el de Trump, lo que al final se logró.

Vaya récord de asesinatos que lleva el nuevo gobernador panista de Guanajuato, Diego Sinhué Rodríguez Vallejo, que hoy hace justamente una semana, asumió el cargo: 32 en cinco días, entre severas críticas por parte de representantes de diversos sectores de ese estado que era de los más tranquilos, hartos de tanta violencia.