No creo que la Unión y la Anti-Unión sean grupos poderosos: Raymundo Collins

“En un país desigual las mujeres somos el blanco de la violencia”
Por:

Hace días en este espacio hablábamos de la complicada situación de seguridad en la Ciudad de México debido a la disputa de grupos distribuidores de droga. Pero el principal problema es que la mayoría de los delincuentes que secuestran, roban, matan y distribuyen drogas, una vez que son detenidos, casi siempre quedan en libertad.

¿Recuerda usted el caso de los homicidas disfrazados de mariachis que acabaron con la vida de varias personas? Uno de ellos había sido detenido previo a este incidente, presentado al MP y puesto en libertad pocas horas después. Para hablar de este tema, en Todo Personal, junto con Jorge Fernández Menéndez, entrevistamos a Raymundo Collins, secretario de Seguridad Pública de la CDMX.

RCF: Desde el primer día que llegué comenté que 50, 60 por ciento de la violencia en la capital, la que afecta a la percepción ciudadana, es generada por dos grupos: la Unión Tepito y la Anti-Unión, y este caso de Garibaldi es el ejemplo clásico. Están sucediendo acomodos, El Betito está detenido, ya hay otra persona en su lugar y es el que comete este tipo de acciones; iban tras El Tortas, de la Anti-Unión. Tenemos información que nos conduce al mismo fenómeno entre las dos organizaciones; para mí, son bandas delincuenciales que empezaron en Tepito y tratan de expandirse o adueñarse del mercado de la Guerrero, Morelos, Tepito, Venustiano Carranza…

Pregunta: Nos adelantaste que ibas tras los líderes de estas agrupaciones y que cuando se detuvieran se iba a desatar la violencia, pero que a largo plazo se podría salir de las manos si no se detienen a estas personas…

RC: A estas personas tenemos que detenerlas; nosotros somos policía preventiva, pero estamos coordinados tanto con la Procuraduría de la CDMX, como con las instituciones federales; estamos haciendo una serie de acciones que estoy seguro de que nos van a llevar a dar noticias en corto tiempo.

Pregunta: ¿Qué tan poderosos son la Unión Tepito y la Anti-Unión? Hay quien dice que contralan también zonas como la Roma-Condesa, Polanco, hasta Ciudad Universitaria…

RCF: En lo personal, yo no creo que sean grupos poderosos; no mido su fuerza hablando de poder como grupo, como banda delincuencial. En la medida que matan a 5, 10 o a 15, se escucha más; pero lo que están haciendo es matarse entre ellos, y eso no es poder; al contrario, quizás sea el reflejo de una debilidad que vamos a aprovechar...

Pregunta: Son casi 6 mil 500 personas, entre ellas los asesinos disfrazados de mariachis de Garibaldi, que han sido detenidos y después dejados en libertad…

RC: Te doy un ejemplo: sabemos que participó un individuo, El Huguito. A él lo detuvimos en flagrancia en un secuestro con el secuestrado, lo mandamos a la Procuraduría y el secuestrado se negó a declarar; dijo que en el momento que lo rescatamos no iba secuestrado… Salen con eso siempre: que tienen miedo, se retractan y lo único que pasa es que las Procuradurías no pueden consignar, los tienen que soltar, y ésa es la gente que intervino en el caso de Garibaldi, semana y media antes llegó a una peluquería y acribilló a tres personas. Si me preguntan si esa gente es poderosa, no, no es poderosa; son vulgares asesinos y tenemos que detenerlos, desgraciadamente, como lo marca la ley, en otro tipo de circunstancias. Ahora que viene un cambio de gobierno y hablamos de transformación, yo realmente espero que venga una transformación; espero ser testigo realmente de una cuarta transformación, porque hay que transformar la ley, que en este momento permite que el costo de ser delincuente en la CDMX sea tremendamente barato…

Pregunta:  Delincuentes que reinciden muchas veces y ya conocen el caminito…

RCF: Sí, traigo casos que tienen 16, 17 visitas a reclusorios. Ya no les interesa si los agarras, ¿qué pasa? Pueden traer armas, no tienen ningún problema, no está prohibido…

Pregunta: ¿Y el Cártel de Tláhuac?

RC: En lo personal, siento que pudiera empezar algún tipo de contacto con éstos de la Unión, y esto te lo digo porque sabemos que el que interviene en el asesinato del señor que matan con su familia está conectado con el sobrino de El Ojos, que, me comentan, empieza a manejar en Tláhuac la distribución de droga.

Pregunta: Regresando a las leyes: hablas de una transformación en el Sistema Jurídico; ¿qué es lo que habría que transformar?, ¿qué le recomendarías a los legisladores?

RCF: A los legisladores yo lo primero que les diría es que México es un país donde las armas estaban prohibidas, era un delito grave, los delincuentes se cuidaban de que no los agarráramos armados porque sabían que era cárcel, y si eran armas de alto poder era un problema realmente grave. Ahorita no tienen ningún problema, los agarramos con el arma que sea y no es delito grave; yo he agarrado gente con armas de alto poder y en 24 horas está en la calle. Necesitamos que los legisladores vuelvan a poner la gravedad en la portación de armas. La otra cuestión es, si no quieren modificar la circunstancia por compromisos internacionales del nuevo Código Penal, cuando menos tienen que ver la gente que es reincidente; es el siguiente tema…

Pregunta: Pero incluso con los compromisos de México para reformar su sistema de justicia, también es la interpretación de las leyes, ¿no? Si alguien es reincidente, se queda en prisión y me parece que se están interpretando las leyes con absoluta liberalidad...

RCF: Sí, coincido contigo; pero el problema que tenemos es ése: los que detenemos hoy están en la calle mañana...

Pregunta: Hace unos días Olga Sánchez Cordero, próxima secretaria de Gobernación, dijo que se van a liberar a unos 100 mil jóvenes que están detenidos en cárceles locales por posesión de droga… está bien, no tendrían que estar demasiado tiempo en la cárcel, pero muchos de ellos están detenidos por delitos mayores; si liberas a 100 mil de un jalón tendrías un problema terrible en la calle…

RCF: Sería tremendo. Tenemos problemas sociales, lo he comentado: en los cuerpos policiacos me ha tocado ver y detener gente que, debido a su pobreza, la utilizan para transportar droga; yo estoy de acuerdo en que esas mujeres, madres de familia, que fueron obligadas por la necesidad a transportar droga y la agarró la policía, puedan estar libres, pero hay muchos otros casos que no…

Pregunta: Hay que analizar caso por caso…

RCF: Nos ha pasado ahorita, hablando de… es políticamente incorrecto, pero esa es la realidad; lo bueno es que yo no soy político, ni voy para político y nunca lo seré, entonces, no tengo problema en decir las cosas: hace poco salió en los medios un video donde asaltan a una pareja en Constituyentes, en Circuito. Pero no dijeron, hasta que nosotros dijimos que los detuvimos, que era un par de muchachos de 12 y 13 años, pero tampoco se dijo que el jueves anterior los habíamos detenido por lo mismo y: “son chiquitos, tienen 12 años y 13 años”, ¿y el terror de la gente que ellos asaltan?

Pregunta: Como son tan chavos tienen menos conciencia; veíamos hace tiempo a El Ponchis, el famoso sicario de 14 años que colgó no sé cuántas cabezas en Morelos…

RC: Claro, y la bala de ese niño de 12 años te mata igual que la de un hombre de 30, eh; estos son conflictos sociales que hay que resolver y atacar con programas sociales en su zona, su colonia; pero no para ellos, eh, ellos ya están maleados…

Pregunta: ¿Ellos ya volvieron a delinquir?

RC: Ya salieron y volvieron a hacer lo mismo. ¿Qué pasará el día que le den un balazo a una señora? ¿Va a ser justificante que tiene 12 años?

Pregunta: ¿Qué se tendría que hacer en un mundo ideal? Si tuvieras una varita mágica que pudiera resolver, ¿cuál es la ruta crítica a seguir?

RCF: Yo creo más bien que tendríamos que ver en este momento lo ideal para la CDMX, como dices, con una varita mágica, es que las policías pudieran realmente trabajar con la ley a su lado, no trabajando en contra de la ley, porque tenemos la ley en contra…

Pregunta: ¿Y eso, cómo se resolvería?, ¿en cuánto tiempo?

RCF: Se resolvería que nos legislen… afortunadamente el nuevo gobierno va a tener todo a su favor para poder legislar y hacer adecuaciones, si no quitar la ley, sí adecuarla, de tal manera que algún grupo policiaco pueda, como en otros países, como Estados Unidos, ante una denuncia de que ahí están vendiendo, pueda entrar directo… La seguridad se podría resolver fortaleciendo las leyes y a la sociedad. Y, sin duda, el problema de adicciones. El mercado de los consumidores cada vez crece más en la CDMX. Controlar la seguridad será, sin duda, el mayor desafío de la próxima administración.