No hagas cosas buenas...

No hagas cosas buenas...
Por:
  • larazon

La vigencia de la Tenencia como un impuesto federal ya estaba definida: El 21 de diciembre del 2007 se publicó el decreto que abroga su Ley a partir del 1 de enero del 2012. Anunciar su eliminación “gradual” a poco días de las elecciones parece, por decir lo menos, sospechoso.

“No hagas cosas buenas que parezcan malas”, reza un dicho popular que bien podría aplicarse al anuncio que hizo ayer el Presidente Felipe Calderón en la residencia oficial de Los Pinos.

La eliminación de la Tenencia para los automóviles que se adquieran desde la fecha de su entrada en vigor y hasta el 31 de diciembre del 2011, es sin lugar a dudas una medida que agradecerán los consumidores interesados y con posibilidades de comprar un auto nuevo, así como de las empresas que tenían planeado renovar o ampliar su parque vehicular, sobre todo, porque los automóviles son uno de los bienes por los que se llega a pagar por impuestos un sobre precio de hasta 30 por ciento por la acumulación combinada del Impuesto sobre Automóviles Nuevos (ISAN), el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto sobre Tenencia y Uso de Vehículos (Tenencia).

También lo agradecerán las armadoras y distribuidoras, que vieron caer más de 26% la venta de unidades durante la crisis, aunque los apoyos que se les otorgaron nos costaron a los contribuyentes más de 27 mil millones de pesos.

De ahí que esta medida tendrá un impacto positivo en un sector que está liderando la recuperación económica y genera una quinta parte del producto manufacturero y una décima parte de los empleos de este sector.

Con el esquema anunciado, las finanzas de los estados no se verán afectadas porque recibirán el impuesto que les corresponda, el cual será pagado por el gobierno federal. Aunque en los hechos los gobernadores ya han sido más que compensados con el nuevo impuesto a las gasolinas (conocido como “gasolinazo”) por el que han recibido 24 mil millones de pesos en los últimos dos años y por el que obtendrán 23 mil 780 millones de pesos más durante este 2010.

Pensándolo bien… lo único malo de esta medida es que se anuncia a diez días de las elecciones intermedias y será blanco de múltiples acusaciones políticas… y lo peor es que tal vez con razón.

e-mail: manuel.herrera@3.80.3.65