No se hagan bolas: quieren un ciudadano

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • ruben_cortes

Enrique Ochoa le dijo ayer a Bloomberg que el PRI es flexible a tener un candidato presidencial que no sea militante. Una encuesta de El Financiero, también ayer, indica que Miguel Mancera, quien no tiene militancia, es el segundo aspirante presidencial más popular del país.

Otra encuesta divulgada ayer por Covarrubias y Asociados sobre las preferencias hacia el frente opositor que promueven PAN y PRD dice que entre la población en general Mancera es preferido por 27 por ciento de los encuestados.

Y AMLO ya desplegó todas sus púas como un erizo en contra de los políticos sin militancia que aspiran a competir con rumbo a 2018, al colgar en su cuenta de Facebook que el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, “será el candidato del PRI porque tendrá respaldo del PAN”.

Antes, Bloomberg  publicó que “Meade es la mejor opción. No es del círculo íntimo de Peña Nieto. Recuperó el dinamismo de la economía, con 2.8 por ciento en el primer trimestre, y el peso es la única moneda del mundo en apreciarse en la era Trump. Tiene experiencia de gobierno y es honesto”.

Además, Dolores Padierna, jefa junto con su marido René Bejarano de la influyente y filoobradorista corriente perredista IDN, admite que su grupo sólo apoyaría al frente amplio PAN-PRD si llevase como candidato a alguien de perfil ciudadano.

“Únicamente cederíamos si se tratara de una candidatura ciudadana tipo el exrector de la UNAM Juan Ramón de la Fuente o el propio Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera; sólo tal vez pudiéramos pensar en algo en relación a ese frente”, explica Padierna.

Y Padierna no es sólo jefa, junto con su esposo Bejarano, de la influyente y filoobradorista corriente IDN; es también la coordinadora de la bancada del PRD en el Senado. Su opinión es valedera dentro de una extensa franja de la izquierda.

A la coincidente corriente ciudadana que apoya para 2018 a un político sin militancia, da toda razón la encuesta difundida ayer de Covarrubias y Asociados sobre las preferencias hacia el frente opositor entre militantes perredistas y población abierta.

Según la medición, Mancera es el candidato mejor posicionado, seguido de Juan Zepeda, el excandidato del PRD que terminó en tercer lugar en las elecciones del Estado de México, donde obtuvo un millón de votos, pero en su propio municipio apenas se llevó tres distritos.

Mancera, entre simpatizantes del frente amplio, saca a Zepeda 21 puntos de ventaja, pero entre población en general la ventaja se reduce a 18 puntos. El resto de los medidos está perdido: el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, y el de Morelos, Graco Ramírez, tienen dos por ciento cada uno

No se hagan bolas: quieren un ciudadano.

Twitter: @ruben_cortes