NOMs oficiales en rezago y solo 37% se cumplen

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Ángeles Aguilar

Tache o palomita… y es que más allá de las buenas intenciones, en más de una ocasión un producto no cumple del todo con nuestras expectativas, lo que genera una enorme desconfianza entre el consumidor y la marca, amén de que incluso puede significar un riesgo para nuestra salud o integridad física.

Desde finales 1947, en el mundo nació la Organización Internacional de Normalización conocida como ISO, con el fin de promover el desarrollo de estándares internacionales de productos y servicios.

De igual forma, conforme prosperaba el comercio internacional, los gobiernos de América y Europa centraron sus agendas en certificar la calidad de los productos que se vendían en sus tiendas mediante normas nacionales y proliferaron las llamadas Entidades de Acreditación.

En nuestro país, el 15 de enero de 1999 surgió la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA), organización encargada de poner tache o palomita a la competencia técnica de los inspectores, así como avalar los mecanismos de evaluación y la metrología para dar cumplimiento a una norma de transporte, artículos eléctricos, medio ambiente, seguridad civil y hasta de denominación de origen…

 Era sólo una sugerencia… Hoy en día la EMA, que preside José Antonio Cifrián y que encabeza Maribel López, cuenta con mil 200 unidades de verificación y unos mil 800 laboratorios para comprobar la fiabilidad de los procesos de certificación.

Desafortunadamente en México, durante la administración del preside Felipe Calderón, se vio un importante rezago que aún somos incapaces de superar.

Considere que aquí apenas hay cinco mil 596 normas, mientras que en Corea del Sur este número se multiplica a 23 mil, en China llega a 31 mil y en Alemania incluso supera las 51 mil.

Por si fuera poco, de estas sólo 745 son Normas Oficiales Mexicanas, es decir NOMs obligatorias y las otras 4 mil 851 no son más que mera sugerencia…

 Ajuste de tuercas… Peor aún, incluso entre las NOMs obligatorias las cosas no pintan nada bien, pues sólo 285 cuentan con laboratorios, unidades de verificación y organismos de certificación para su cumplimiento.

Simplemente como ejemplo, considere que la NOM-012 que regula el peso y dimensiones de camiones que entró en vigor este año, no cuenta aún con las básculas inteligentes para hacerse ejecutar.

De igual forma, en materia civil son pocos los establecimientos que tienen las medidas de seguridad y en medio ambiente apenas hay cuatro unidades de medición de efecto invernadero.

José Antonio Cifrián remarca que sólo 37 por ciento de las normas oficiales se cumplen y es que además de la falta de parámetros de medición, hacen falta sanciones más duras para los trasgresores. Así que se antoja un auténtico ajuste de tuercas…

Piden a SHCP transparentar estimados del PIB

Mucha crema a sus tacos… En los últimos dos años la Secretaria de Hacienda de Luis Videgaray ha diseñado un presupuesto basado en expectativas de crecimiento del PIB, muy por arriba de la realidad.

En este sentido Viridiana Ríos, directora de México ¿Cómo Vamos? señala que las proyecciones oficiales desde 2013 estuvieron 0.6 puntos porcentuales por arriba que las de organismos independientes, incluido el Banco de México de Agustín Carstens.

En consecuencia, la petición está en transparentar la metodología mediante la cual SHCP realiza sus estimados. Cuentas claras…

aguilar.thomas.3@gmail.com

Twitter:@AngelesAguilar3