Jueves 26.11.2020 - 01:12

De pie y al frente, el Presidente

Arrancan medidas en Edomex
Por:

›En los últimos 12 días el Presidente Enrique Peña no ha parado. Cerca de la medianoche del jueves 7 de septiembre estuvo al timón de la emergencia por el sismo que devastó Oaxaca y Chiapas. Ayer, mientras volaba a esa región para supervisar la ayuda humanitaria, cambió el destino del viaje para volver a la CDMX. Reunió a su gabinete para evaluar los estragos del temblor, recorrió zonas afectadas y ordenó habilitar servicios médicos, así como el despliegue de fuerzas federales, y de frente a la nación hizo el reporte de daños.

Mancera, de altura

›A pocos jefes de Gobierno de la Ciudad de México les ha tocado pasar por una crisis como la de ayer, que sorprendió a los capitalinos en el 32 aniversario de la máxima tragedia natural que ha azotado a la capital. Y ante ello Miguel Ángel Mancera estuvo a la altura; tan pronto desalojó el edificio del Zócalo, tomó el mando y condujo las operaciones de rescate, las acciones para restablecer servicios, visitar zonas afectadas, activar servicios de salud, atender a los ciudadanos afectados...

Almeida, por aire y tierra

›Inmediata y efectiva fue la reacción de la policía de la Ciudad de México tras el movimiento telúrico que golpeó gran parte de la capital. De inmediato el secretario, Hiram Almeida, sobrevoló el Valle de México y coordinó la movilización de 50 mil elementos en todas las delegaciones, desplegó apoyos para el rescate de lesionados, revisión de edificios… los uniformados, entregados con todo en la lamentable circunstancia.

Arriola abre las puertas

›El director del IMSS, Mikel Arriola, supervisó la tarde de ayer el servicio gratuito de la red hospitalaria que ofreció el instituto para los heridos por el temblor. Tras un recorrido por las diversas instalaciones médicas informó que además de los nosocomios especializados en traumatología estarán abiertos a toda la población, sea o no derechohabiente, los centros de tercer nivel como La Raza y el Centro Médico Siglo XXI.

Ciudadanos con corazón

›Como siempre en situaciones difíciles, los ciudadanos responden. En cada punto donde hubo derrumbes fue notorio que, en primera fila del rescate y retiro de escombros, estuvieron los vecinos de las propias zonas devastadas. En la Condesa, Roma, Coapa, Lindavista, Del Valle… miles de personas con la única misión de salvar vidas con sus propias manos, mucho corazón y fe. Así somos los capitalinos.

32 años, 5 horas y 55 minutos después…

›El terremoto de 1985 aún está en los genes de los capitalinos adultos. Esa vez fue de 8.1 grados Richter. Coincidencias de la historia: exactamente 32 años, 5 horas y 55 minutos después otro temblor sacude la ciudad, esta vez de 7.1 grados. Hace tres décadas había una incipiente cultura de prevención; ahora la nueva técnica en construcciones, simulacros y concientización nos recuerda que la naturaleza está viva y nuestra mejor arma es aprender a estar preparados. Los sismos son inevitables, y la CDMX está en una zona vulnerable. Las que no han cambiado son la ayuda incondicional ni la solidaridad de la gente.