Polemizará AMLO con consulta del NAIM

Declara OMS pandemia el coronavirus
Por:

Como si su obsesión en frenar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México y construir dos pistas en la Base Militar Aérea de Santa Lucía carecieran de gravedad e importancia, y como si la criticada consulta que ordenó para ello no hubiera provocado ya una rebelión en las bancadas de Morena en el  Congreso, el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, anunció que seguirá creando polémica con ese tema, “para que la gente se entere de lo que va a votar”.

Mientras diputados y senadores de su partido han expresado su público desacuerdo en pagar de sus mermadas dietas la encuesta que habrá a fines de este mes, él dijo ayer, en Durango, que va a seguir “dando la nota” porque quiere que los mexicanos que participarán en esa consulta estén al tanto al momento de decidir.

DE ESTO Y DE AQUELLO

Muy mal, como se esperaba, le fue a la secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles, durante su comparecencia en la Cámara de Diputados, en la que fue blanco de andanadas de todos los partidos, por los presuntos desvíos de recursos públicos no solamente en esa dependencia, sino en la de Desarrollo Social, de la que también fue titular en este sexenio.

Como pudo, la expresidenta del PRD se defendió a lo largo de cinco horas que duró su permanencia en la tribuna, al asegurar que hasta ahora no se han presentado pruebas en su contra ni tampoco denuncia alguna, por lo que se ufanó de “tener las manos limpias”, lo que en vez de atenuar, arreció la ofensiva de sus excompañeros de partido, hoy morenistas, que exhibieron mantas en su contra.

El grito de la priista Erika Sánchez al petista Gerardo Fernández Noroña, de que se callara cuando cuestionaba a la funcionaria, enfureció a éste, que de inmediato se dirigió a las curules que ocupan los integrantes de la bancada tricolor en busca de quien lo hizo, pero fue interceptado por Luis Enrique Miranda y René Juárez, lo que provocó un manoteo entre ellos, aunque sin llegar a los golpes.

En donde los senadores de todos los partidos, menos los del PRI, se quedaron pasmados, fue durante la comparecencia, en la sede de Paseo de la Reforma, del secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, quien aseguró que como los delitos que se le imputan al exgobernador de Chihuahua César Duarte “no son graves”, podrá enfrentar su proceso en libertad.

El exmandatario chihuahuense lleva años de estar prófugo y refugiado en Estados Unidos, y no se le ha podido, o no se le ha querido, aprehender, a pesar de las órdenes giradas en su contra y de solicitar a la Interpol su localización.