Viernes 18.09.2020 - 09:40

Prepárate para ir por tu crédito hipotecario

Lima reconoce aporte artístico de Manzanero y Álex Lora
Por:

Educación Financiera

Quieres comprar una casa y estás decidido a utilizar un crédito hipotecario, lo que implica un compromiso a mediano o largo plazo por el préstamo de una importante cantidad de dinero y para ello requieres de un esfuerzo previo… una inversión inicial.

Para la contratación de un crédito hipotecario necesitas prepararte, considerando un ahorro previo del 20 por ciento del valor de la casa que deseas comprar para cubrir los gastos de originación del crédito, como: enganche, estudio socieconómico (de ser necesario), avalúo, comisión por apertura, gastos notariales e impuestos.

Por ejemplo, para el enganche, y dependiendo de la institución financiera con la que contrates el crédito, podrás invertir de cero y 30 por ciento del valor total de tu nueva casa. Esta inversión es necesaria para formalizar la compra del inmueble, asegurar su posesión y las condiciones convenidas.

Para el estudio socioeconómico, el desembolso podrá ser de entre cero y mil pesos; mediante este estudio la institución financiera comprobará los datos que proporciones en la solicitud de crédito (ocupación, ingresos, etcétera) y la consulta en tu historial crediticio (Buró de Crédito). El costo y la realización de este estudio, dependerá de la institución con quien decidas contratar el crédito.

Del avalúo se paga entre 2.5 y 4 al millar sobre el valor resultante del inmueble, según la institución que otorgue el crédito. En algunos casos se cobra un monto adicional llamado base. O bien, entre 12.50 y 18.00 pesos por cada metro cuadrado construido. Lo realiza un profesional autorizado con el fin de determinar el valor del inmueble.

El estudio contempla la dimensión de la propiedad, la calidad de los acabados, su estado, la antigüedad y el valor del terreno, entre otros elementos.

También hay que considerar la comisión por apertura, de entre cero y 3 por ciento del crédito otorgado; el monto es para cubrir los gastos que se generan por los trámites administrativos de la apertura del crédito.

Los gastos notariales e impuestos varían entre 4 y 12 por ciento del valor del inmueble en casos de adquisición, o del valor del crédito en casos de liquidez, pago de pasivos, construcción, ampliación y remodelación. Con dicha cantidad se pagan los derechos de la inscripción en el Registro Público de la Propiedad y de Comercio y los impuestos sobre la adquisición del inmueble; también incluye los honorarios y gastos del notario.

Entre las funciones del notario se encuentran: verificar el estatus legal del inmueble a escriturar, en cuanto a que no tenga adeudo por algún otro crédito; que se encuentre libre de gravámenes, y que no haya adeudos de impuesto predial ni agua durante los últimos cinco años, además de corroborar en el Registro Público de la Propiedad que el vendedor sea su legítimo dueño.

Ahora ya sabes cuál es el primer paso para obtener un crédito hipotecario. Busca como objetivo ahorrar lo necesario para cubrir los gastos de originación, de lo contrario no lograrás tu objetivo de adquirir tu casa o departamento.

Planea tu presupuesto, evita los gastos innecesarios y destina una cantidad mensual para alcanzar tu meta.

educacionfinanciera@bbva.bancomer.com