Programas de lealtad, todo por avanzar en México

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • angelica-aguilar

Será melón o será sandía… y es que con el aumento de la competencia se amplió de forma considerable el abanico de opciones para los consumidores.

Hoy, un mismo producto puede adquirirse en una gran variedad de establecimientos.

En este sentido si bien la oferta y características de los productos son cruciales para atraer a los consumidores, los programas de lealtad se han vuelto una herramienta indispensable de diferenciación.

En el orbe este tipo de esquemas surgieron desde 1700, cuando algunos comerciantes en EU otorgaban a sus clientes monedas de cobre que podían redimir en sus siguientes compras.

Con el paso del tiempo, estos programas evolucionaron y hoy hay diversos mecanismos, desde descuentos, bonificaciones, acceso a productos especiales y entradas a salas y eventos VIP…

 Mi mamá dice que soy especial… Recientemente, la firma de mercadeo Nielsen, que comanda Armando Uriegas, dio a conocer su estudio global Programas que Enganchan en donde detalla la perspectiva de más de 30 mil encuestados de 63 países.

La realidad es que el éxito de los esquemas de fidelidad radica en que a todos nos gusta sentirnos especiales, de ahí que hoy en el orbe cerca de 72% de los consumidores está dispuesto a adquirir productos de una minorista que tenga un programa de lealtad sobre otra que no lo tenga.

Además, 67% está de acuerdo que comprarían más frecuentemente y gastarían más en tiendas con esos beneficios.

En el mundo Finlandia es quien lleva la batuta, pues 94% de los encuestados afirma estar inscrito a uno de estos mecanismos, seguido por Reino Unido con 90%, Lituania y Eslovenia con 89%, EU 85%, Canadá, Vietnam, Nueva Zelanda y Sudáfrica con 84% respectivamente.

Por su parte, en América Latina estos esquemas no han logrado echar raíz. El estudio muestra que la región tiene la tasa de participación más baja, con apenas 44%...

 Un apapacho… De igual forma en México sólo 32% de los consumidores pertenece a algún programa de lealtad, por debajo del 53% de Brasil o el 33% de Venezuela.

La menor incidencia se debe en parte a la fortaleza del comercio tradicional en la región y a la acotada competencia de las grandes departamentales. En este sentido los supermercados son los que ofrecen la mayor parte de estos beneficios.

Al detalle las tarjetas de lealtad representan el 41% de estos programas, 37% ingresa sus datos mediante un portal de internet y sólo 30% utiliza una aplicación mediante su celular.

Como ocurre en el resto del mundo, las modalidades más apreciadas son las bonificaciones de efectivo con una preferencia del 53%, seguido por los descuentos con 41%.

Sin embargo, en este renglón hay todo por avanzar, pues el 53% de los mexicanos encuestados señala que los negocios no entienden sus preferencias o no se comunican con ellos. Así que consumidor mexicano poco apapachado...

Empleo formal

quedará corto

 Optimismo aparte… la creación de empleos es aún uno de los principales talones de Aquiles del país.

Por si fuera poco, datos de México ¿cómo vamos?, que comanda Valeria Moy, dejan ver que en diciembre se pierde el 29% de los empleos generados, es decir, que más de 300 mil fuentes laborales saldrán de la economía. Así que en plazas nos quedamos cortos…

aguilar.thomas.3@gmail.com

Twitter:@AngelesAguilar3