Prueba no superada

Promete director de la CIA castigar con vigor a quien filtre información
Por:

Jorge Medina-Mora E.

La obra vial inaugurada en Cuajimalpa el 9 de marzo de 2012 y oficialmente llamada “Puente El Yaqui San José de los Cedros”, fue re bautizada por algunos vecinos como “Puente Dos Mil Doce”. Dicen las malas lenguas que el nombre no se debe al año en que fue concluida, sino a que por cada dos mil vehículos que no suben el puente, hay doce que sí lo usan.

Prometieron que la obra terminaría con los congestionamientos que a diario se registran en ese cruce, mas la imagen muestra que el objetivo no se logró. Pero eso sí, además de las molestias que involucra una construcción de estas dimensiones, se gastaron más de 65 millones de pesos y acabaron con la vida de algunos árboles de alrededor.

Fotografía: De poniente a oriente el nuevo puente de Cuajimalpa resultó un cuello de botella porque dejó un solo carril para quienes van a la carretera México-Toluca o la avenida San José, que son la mayoría

urbimex@yahoo.com.mx