Pues… este Ombudsman tenemos

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Luis Raúl González Pérez concluyó que agentes federales ejecutaron a 22 sicarios en Tanhuato, aun sin entrevistar a ninguno de los más de 90 policías que se enfrentaron a los integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Para afirmar que en Tanhuato se cometieron “ejecuciones extrajudiciales”, el Ombudsman no llamó a ningún policía participante en el combate, a sus jefes ni al propietario del rancho donde la PF realizó el operativo.

La página estrella (la 38) de la recomendación incluye los testimonios en los que basa su defensa de los criminales, miembros del cártel que 21 días antes había derribado un helicóptero del Ejército y mató a nueve soldados:

“Se practicaron 58 entrevistas; 40 entre familiares y testigos, las cuales se llevaron a cabo en los Municipios de Tanhuato, Michoacán, y Ocotlán, Jalisco.

Dentro de ese total se encuentran las 11 conversaciones sostenidas con las 3 personas detenidas y recluidas en el CEFERESO No. 4 en Tepic, Nayarit”.

Es decir, sólo recabó información entre familiares de los narcotraficantes muertos y entre presos. No creyó importante entrevistar a los más de 90 policías a los que culpa de matar a 13 sicarios por la espalda, a tres que estaban sometidos y 22 de manera arbitraria.

Pues… es que ese Ombudsman tenemos, que no considera importante hacer una recomendación en favor de cuatro millones de niños de Chiapas, Oaxaca, Michoacán y Guerrero que no reciben clases desde el 16 de mayo: no acabaron el pasado ciclo escolar y no empezaron el actual.

El mismo Ombudsman que, en el caso Tanhuato, acreditó “hechos que implican graves violaciones a derechos humanos atribuibles a servidores públicos”, pero que no cree importante hacer una recomendación a los maestros de la CNTE que no dan clases y bloquean carreteras.

Porque los maestros también son servidores públicos. Sólo que “esos” servidores públicos no interesan al Ombudsman ni tampoco quienes son a diario agraviados por ellos: cuatro millones de niños sin clases, empresarios arruinados, ciudadanos que no pueden transitar, policías descalabrados…

Luis Raúl González ya debería haber dado parte al MP y emitido una recomendación contra los maestros de la CNTE, como servidores públicos que son, por tratos indignos y tortura contra los maestros a quienes rapan y vejan en la vía pública porque intentan impartir clases.

Pero es demasiado pedir a un presidente de la CNDH que ha hecho su vida en oficinas y haciendo grilla de pasillos con las propias organizaciones a las que hoy tendría que censurar desde su posición como hombre de Estado. Porque la CNDH es parte del Estado mexicano, ¡eh!

Es mucho pedir porque, con qué calidad moral recomienda algo en el caso Tanhuato…

Si no actúa con responsabilidad en el agravio a cuatro millones de niños.

ruben.cortes@3.80.3.65

Twitter: @ruben_cortes