Queretaro, tambien es de dos

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Javier Solórzano Zinser

Querétaro ha vivido entre dos opciones políticas: PAN y PRI. En los últimos años se la han pasado en la alternancia, a tal grado que el candidato del PRI a la gubernatura, Roberto Loyola, es hermano de quien ya fue gobernador del estado, Ignacio Loyola.

Querétaro ha venido cambiando de manera importante. Los tiempos en que todos se conocían empiezan a cambiar y se dan algunas variantes. El estado ha crecido en lo económico, tiene uno de los más altos crecimientos del país, y en el número de habitantes, Buena parte de los nuevos y nuevas queretanas procede de la capital del país.

El estado está ofreciendo posibilidades. Si en otros tiempos los capitalinos eran vistos con distancia, hoy se les ve integrados y ya no se les mira con desdén. Son varias las razones, distinguimos dos: que la actitud de perdonavidas haya cambiado y que la densidad poblacional derive en que la ciudad esté más poblada, lo que haya provocado que se deje de reparar en ciertos temas, como se hacía antes.

Las elecciones del siete de junio, en particular la de gobernador confirman las tendencias bipartidistas de los últimos años, y también presentan una interesante opción: jóvenes que acudirán por primera vez a las urnas y la presencia de los migrantes que han llegado al estado y que ya están en posibilidad de votar.

Existen nuevas variables las cuales no van a cambiar las tendencias. Las encuestas a lo largo del proceso han colocado una vez más al PAN y al PRI-PVEM encabezando los números. Los otros partidos están en serios problemas para poder conservar el registro, de no ser PRD. Morena va a tener serias dificultades para lograr el 3%.

¿Qué tan diferentes son los candidatos del PAN y del PRI? Puede que no existan muchas diferencias entre ellos. Los partidos quizá sean los que hagan las diferencias, pero ya hemos visto en estos años de alternancia entre gobiernos, de uno y otro signo, que no terminan por ser muchos en la práctica.

Lo que es un hecho es que quien gane lo primero que tendrá que hacer es buscar alianzas. No se puede gobernar sin tomar en cuenta las oposiciones.

Se debe tomar en cuenta que las sociedades son hoy más que nunca heterogéneas. No es fácil gobernar cuando las diferencias y la desconfianza son una forma de vida.

Querétaro ha tomado rumbo y lo que no se debe hacer es cambiar la tendencia de crecimiento, hecho que lo hace altamente atractivo. Por supuesto que hay muchos pendientes que deberán ser atendidos, pero por lo pronto si algo tiene que hacer el que gane, insistimos, es unir y entender.

No se puede pasar de largo que el país tiene abiertos muchos frentes y algunos le pegan a Querétaro y por lo mismo hay que estar a las vivas. Algo de ello se vio en el debate de anoche, el cual será tema en los próximos días.

 RESQUICIOS. Así nos lo dijeron ayer:

* Qué vamos a hacer con Manlio: comentario escuchado a diario en el PRI.

solorzano52mx@yahoo.com.mx

Twitter: @JavierSolorzano