Recortes sin ton ni son

Se esperan nevadas en el norte del país
Por:

Los recortes al gasto público en este año parecen alarmantes, y de hecho lo son. Pero lo serán mucho más para el próximo año. Los economistas del gobierno indican que ese es el camino, aunque sus dichos no resisten la prueba del sentido común.

Para salir de un problema económico vamos a dejar de gastar. Eso no resuelve el quid del asunto, que es regresar a la senda del crecimiento económico.

Lo que se necesita es ingresar dinero a las arcas del sector público, y no quitárselo.

Es como si en un hogar, para solucionar el problema de falta de ingresos, se acuerda que en lugar de comer tres veces al día solo lo harán una vez.

Obviamente no es solución rendirse y dejar de comer.

La solución para ese hogar es buscar por todos los medios posibles un incremento de los ingresos familiares, pues de lo contrario van a sucumbir.

La política de recortes al gasto va en contra de la filosofía del propio gobierno para encarar la crisis, que consistió en un ambicioso programa de inversiones en infraestructura.

Ahora están recortando a las dependencias el dinero que les dieron para detonar el crecimiento económico.

¿Cuál es la lógica? Seguramente los economistas tienen razones de peso para ello, pero no nos han explicado por qué lo que era bueno hace unos meses para enfrentar la crisis, hoy ya no lo es.

No nos han explicado por qué en lugar de aumentar los ingresos, para luego distribuirlos y levantar la economía, eligen recortarlos.

Con esa lógica lastiman a todos y no gana nadie.

Los recortes dados a conocer por la Secretaría de Hacienda indican que a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, por ejemplo, se le quitan para este año ocho mil 413 millones de pesos.

¿Por qué? ¿No que una de las salidas al problema de la crisis era inyectarle dinero a la SCT?

El argumento es que ese dinero estaba destinado a aplicarse en programas específicos y no se usó.

¿Y qué culpa tienen los ciudadanos de que, supuestamente, en esa secretaría no sepan gastar el dinero?

A la Comisión Federal de Electricidad le quitan, sólo para este año, siete mil 443 millones de pesos. Y a Pemex dos mil 100 millones. A Agricultura tres mil millones, lo mismo que al IMSS. Y a Desarrollo Social le recortan dos mil 600 millones de pesos.

Con los recortes todos perdemos, y de la peor manera: no se ve salida propia a la crisis, pues se está poniendo nuestra suerte económica en la recuperación del resto del mundo para que volvamos a flotar.

Así, seremos los últimos en levantar cabeza.

phl@3.80.3.65

asc