Recuperación económica en marcha

Defensores de DH piden indemnizar a 4 plagiarios con  fondo de víctimas
Por:
  • larazon

Ante la crisis por la que atraviesa la Zona Euro y en el contexto de “nueva normalidad”, descrita entre otros factores por una recuperación económica global con alto desempleo, la economía mexicana se recupera exhibiendo matices dignos de subrayar.

La economía mundial se recupera a distintos ritmos, Asia a la cabeza. En tanto, el mundo desarrollado se ubica a la retaguardia, en especial Europa. Para muchos, los estímulos monetarios y fiscales en el mundo desarrollado continúan “financiando” en buena medida la recuperación en marcha. De hecho, esperamos que los primeros se extiendan por todo este año, mientras que la política fiscal puede volverse restrictiva -ante la necesidad de corregir los abultados déficit en algunos países.

A nivel local, varios de los factores que nos llevaron a una de las recesiones más profundas del mundo emergente en 2009 (-6.5%), ahora juegan a nuestro favor. En especial nuestra alta exposición comercial a Estados Unidos y la recuperación en el sector manufacturero en ese país. Este efecto se ve amplificado por la creciente participación de mercado de las manufacturas mexicanas en EU, actualmente en niveles máximos de 13%. Sin embargo, éste no es el mejor de los escenarios, pues nuestra exposición comercial a la zona que lidera la recuperación, Asia, es limitada (nuestras exportaciones a esta zona son del orden del 1% del PIB, frente al 21% a EU).

Entonces, es precisamente el sector externo el que ha venido empujando la recuperación de la economía local. No así el caso del mercado interno, el cual continúa relativamente débil, en especial el consumo y la inversión.

Anticipamos que este año nuestra economía crecerá en 4.4%, del mano de una recuperación en la producción manufacturera de 6.7% (4.8% en EU).

En materia de precios, el repunte en la inflación desde principios de año ha sido básicamente explicado por las medidas fiscales anunciadas desde el año pasado y ajuste en precios públicos de este año. Esperamos la inflación continúe su camino ascendente a 5% al cierre de este año (desde el 3.6% del cierre del 2009). Sin embargo, en ausencia de señales de contaminación generalizada de precios, estabilidad en las expectativas de largo plazo para la inflación y debilidad económica, no vemos necesidad de que el Banco de México comience su ciclo de alzas en tasas de interés, sino a partir de enero del próximo año.

Sí, la economía local se recupera sin presiones inflacionarias, aunque también a ritmos distintos en cuanto a sus sectores. Apuntamos que en buena medida se debe a la alta dependencia comercial y al mejoramiento de las condiciones financieras internas. Sin embargo, siguen estando ausentes los avances en materia de cambio estructural que puedan llevar a un crecimiento de largo plazo más acorde con las necesidades de nuestra economía.

jvirgenroj@banamex.com

agp