Sábado 15.08.2020 - 14:55

Reformas para la supervivencia empresarial

Reformas para la supervivencia empresarial
Por:

Con el nuevo sistema rápido de empresas se facilitarán los primeros pasos para iniciar un negocio en el país; sin embargo, aún falta un largo trecho para garantizar su supervivencia, y en ello, mucho se tiene que hacer en materia tributaria y laboral.

Por la facilidad para hacer negocios, México se encuentra en el lugar 56 entre 181 economía evaluadas por el Banco Mundial en su estudio titulado “Doing Business, 2009”. Comparado con la posición que el país tenía un año antes, el retroceso fue de 14 lugares. En el tema particular de la “apertura de un negocio”, la caída fue mayor, al descender 36 lugares y ocupar el número 115. De ahí lo acertado de la medida del gobierno de Calderón, de iniciar los cambios para aligerar los trámites federales para iniciar una empresa.

Ayer adelantamos en este espacio que aplicando el ahorro de tiempo y costos que se obtendrán con la operación del portal tuempresa.gob.mx, en el “simulador de reformas” del Banco Mundial (doingbusiness.org), México pasaría del lugar 56 al 45 en el ranking sobre el clima para los negocios. Desafortunadamente este avance no compensaría los sitios perdidos en el último año.

En el caso particular de la “apertura de un negocio” el avance sería sustancial, al pasar del lugar 115 a la posición 48, por arriba del promedio general del país.

Sin ambargo, de acuerdo con el Banco Mundial, aún más grave es el retroceso que México presenta en los ámbitos relacionados con el sistema tributario y la contratación de trabajadores.

En el primer caso, el país se ubica en el lugar 149 y se refiere al lastre que para una empresa de tamaño medio significan los impuestos que debe retener o pagar; las complicaciones administrativas para el cumplimiento de sus obligaciones y el número de pagos y el porcentaje de las utilidades que debe pagar.

En el segundo caso, el país se encuentra en el lugar 141 por las dificultades que los emprendedores encuentran en las contrataciones y despidos, así como en la rigidez de la regulación laboral.

Es así que los secretarios de Hacienda y Trabajo tienen mucha tarea para los siguientes tres años.

manuel.herrera@3.80.3.65

asc