Remojan barbas en el GDF

Remojan barbas en el GDF
Por:

Tal como lo pronosticaron los astros, Ramón Montaño fue decapitado ayer como Oficial Mayor del Gobierno del DF y desató con ello un remojadero de barbas que pronto serán rasuradas.

La salida de uno de los hombres de mayor confianza de Marcelo Ebrard es el inicio de la tan pospuesta depuración del equipo con el que el Jefe de Gobierno buscará llegar a Los Pinos en 2012.

La lista toca algunas zonas neurálgicas de la administración capitalina, a la que sus asesores urgen un golpe de timón para tomar el control definitivo de la ciudad, que en tres años las tribus del PRD han escatimado a su gobernante.

La salida más cantada —e inexplicablemente pospuesta— es la del secretario de Desarrollo Social, Martí Batres, quien no tiene más remedio que buscar refugio con Andrés Manuel López Obrador, pues su tribu lo abandonó.

Batres paga las consecuencias de favorecer solamente a su familia y no velar por los demás, lo cual le acarreó una fuerte deserción, capitalizada por Marcelo.

Algunos de sus aliados, como Alejandra Barrales y Alfredo El Camarón Hernández Raigosa, por ejemplo, pasaron a formar parte del equipo del jefe de Gobierno.

Martí saldrá por la puerta de atrás y ya varios, como Rosa Icela Rodríguez, encargada de atender a los viejitos, se mueven en busca de la vacante.

Otro que está en la fila, por mucho que se diga firme, es el procurador Miguel Ángel Mancera, quien es víctima de su propio equipo y de grillas de ex funcionarios que fueron sus compañeros en la SSP-DF.

Seguramente Mancera no quiso ver el reportaje que se mandó a hacer el subprocurador Luis Genaro Vázquez en un influyente matutino, donde pidió aparecer como el funcionario modernizador, ¡tan sólo porque usa iPhone!

A Mancera lo ha salvado el que a su relevo lo tendría que aprobar el presidente Calderón y por eso sigue, aunque su suerte ya está echada.

Se esperan más movimientos en secretarías y subsecretarías, aunque algunos dicen que ojalá las decisiones las tome Marcelo, y no El Peje, que, como Jorge Vergara en las Chivas, no es el técnico pero quiere poner la alineación.

Quien quizá la libre es José Ángel Ávila, pues la Secretaría de Gobierno ha sido fraccionada; Ebrard repartió el poder en diferentes manos, con lo que tiene el control directo.

 CENTAVITOS... Por cierto, habrá que tomar nota de los relevos anunciados por Ebrard, quien mandó a su secretario particular, Adrián Michel, como Oficial Mayor, un área que genera muchos recursos. La última vez que un jefe de Gobierno mandó a su secretario particular a buscar recursos acabó filmado guardándose unas ligas... El otro movimiento es de Karina Moreno como su particular, quien es especialista en Comunicación Social, área en la que Ebrard lleva tres cambios en tres años. Aguas, porque con eso de que el jefe de Gobierno se sigue quejando de que sus acciones no se ven reflejadas como debe ser en la prensa, no vaya a ser que Óscar Argüelles tenga nueva jefa... claro, además de Marcelo.

jadrian02@yahoo.es

fdm