Riesgos internos, remembranza

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Las operaciones financieras iniciaron la semana con un tono alcista apoyadas en la expectativa de que las elecciones presidenciales de Estados Unidos las ganará Hillary Clinton, no obstante, la idea de que las tasas de interés en Estados Unidos subirán en diciembre presionaron al mercado de deuda.

El mercado financiero mexicano ha mostrado mayor estabilidad a la par de los debates electorales en Estados Unidos satisfechos por el discurso de Hillary Clinton y con la expectativa de que gane las votaciones del 8 de noviembre, lo cual brinda mayor estabilidad para el mercado y la economía por lo menos en el mediano plazo. Además, la decisión de la OPEP de contener la oferta de crudo ha favorecido el nivel de precios del petróleo en mercados internacionales, así como el de la mezcla mexicana del petróleo, del tipo de cambio y el nivel de cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores.

Simplemente ayer, el peso mexicano en la cotización spot se ubicó en 18.5620 unidades por dólar, esto reflejó una apreciación de 4.90 centavos o 0.26% en una sola jornada, al tiempo que el Índice de Precios y Cotizaciones registró un alza de 0.30% al finalizar en 48,418.40 puntos.

Sin embargo, como lo mencionaba al inicio de esta columna, en el mercado de deuda, las tasas de interés subieron considerando que existen fundamentos para que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) eleve nuevamente su tasa de referencia en diciembre, situación que provocó un alza de 2 puntos base sobre el bono M10 a 6.09 por ciento.

Cómo se observa, el mercado mexicano ha mostrado un mejor comportamiento ante la estabilidad de factores externos, no obstante, me interesa resaltar que existen riesgos internos que no permitirán que el mercado financiero, en particular el de divisas, el que genera inflación, corrija en el futuro la depreciación acumulada en 2 años de 42 porciento.

En la actual administración la deuda pública se ha incrementado considerablemente hasta un nivel que representa casi 50% del Producto Interno Bruto (PIB), una situación de alerta ante la carencia de un plan estratégico para elevar la capacidad productiva de Pemex y frente a un momento en el que se amplía el déficit de la cuenta corriente, razones que resaltan las calificadores de riesgo para poner en perspectiva negativa las notas crediticias de México y que desalientan a los inversionistas extranjeros para aumentar su exposición, en capital o cartera, en territorio nacional.

La decisión del Banco de México de elevar la tasa de interés objetivo y/o inyectar de liquidez al mercado, en este año, si ha contrarrestado la volatilidad del mercado financiero, no obstante, la tasa de interés no puede reducir la deuda, ni elevar la capacidad productiva de Pemex; y como lo ha dicho la misma autoridad monetaria, falta acción por parte del sector hacendario.

irasema.andres@3.80.3.65

Twitter: @IrasemaAndres