Domingo 12.07.2020 - 04:50

Rubalcava, Zapata y un empleado de Televisa

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Carlos Urdiales

La Unidad Científica de la Policía Federal investiga la operación de una red de extorsión y chantaje a periodistas, políticos y medios de comunicación que involucra al diputado a la ALDF por el PRD y ex delegado en Cuajimalpa, Adrián Rubalcava, con su jefe de asesores y ex coordinador de Comunicación Social en la delegación, Alejandro Emiliano Zapata, y Juan Carlos Zaragoza Ríos, Jefe de Análisis de Contenido (área digital) de Televisa.

Desde ese puesto, con tecnología a su disposición, Zaragoza realiza campañas contra rivales políticos, periodistas o medios de comunicación, revela un reportaje de los periodistas Humberto Padgett (premio Ortega y Gasset 2012) y Linaloe R. Flores, en el sitio sinembargo.mx

En una grabación ordenada por el juez, la investigación registra cómo, por celular, Zaragoza Ríos pidió a su interlocutor (menor de edad) que se grabara “con el perfil volteado”, donde no se le notaran los rasgos. Le instruyó a que dijera que el ex coordinador de Equidad de Género y Diversidad Sexual del PRI en Veracruz, Pedro Zarrabal Rodríguez, lo había contactado en el café La Parroquia para ofrecerle un trabajo. Que luego lo había drogado y después lo había violado y contagiado con VIH. Un montaje para “destruir imagen”.

Otro servicio que presta Zaragoza Ríos, destaca la investigación, es la “limpia de imagen”. La Unidad Científica de la Policía Federal intervino correos electrónicos de algunas de las personas y probó que el empleado de Televisa recurre a un modus operandi específico para conseguir el retiro de imágenes que resultaran adversas para los políticos que lo contratan. Primero, colaboradores suyos registran a su nombre, ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor, las fotografías críticas de “los clientes”. Luego exigen su retiro a los medios de comunicación mediante amenazas de “interponer medidas legales”.

Adrián Rubalcava es el mismo que siendo jefe delegacional dijo que no renunciaría para buscar una diputación luego del estallido de una pipa de gas en el hospital materno-infantil de su demarcación en enero de este año.

Pasada la emergencia renunció y se fue para hacer campaña. En plena contienda, protagonizó singular episodio sobre una supuesta agresión en la cual habría resultado herido y hospitalizado. También se le ubica por sus relaciones con grupos de choque, golpeadores a sueldo en el poniente de la ciudad, e incluso fue exhibida una fotografía suya “editada” para no aparecer abrazado de uno de esos líderes.

La relatividad de lo que Internet registra y la sociedad acoge. Videos y fotografías creados para limpiar o enlodar son la punta del iceberg. La insoportable levedad de nuestras modernas biblias. Leyes que poco castigan y redes que mucho toleran conforman un mal escenario. Y en él discurrimos. La investigación incluye llamadas telefónicas intervenidas por orden judicial y más personajes políticos involucrados.

urdiales@prodigy.net.mx

Twitter: @CarlosUrdiales