Martes 14.07.2020 - 01:55

Salarios e inflacion: apoyo al poder de compra

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Arturo Vieyra

Las estadísticas de incremento promedio a los salarios contractuales, y la de mayor cobertura, el salario promedio de cotización al IMSS, arrojaron resultados positivos, con crecimientos reales en julio y junio, respectivamente. En general, los salarios reales se aceleran respecto al año pasado. En paralelo, la inflación continúa en niveles muy bajos.

Cifras de los principales indicadores salariales confirman un claro proceso de recuperación. En primer lugar, en julio, los salarios contractuales registraron un crecimiento nominal de 4.8%, si bien este crecimiento nominal es el mayor al promedio de 4.4% de los primeros siete meses del año, debe tomarse en cuenta que en julio no hubo incrementos a los trabajadores del sector público, que durante el primer semestre tuvieron un incremento mucho menor, 3.5% en promedio. Así, el número de trabajadores que negociaron su salario en junio fue de 43 mil 58, de los cuales el 100% correspondió al sector privado. Por otro lado, en junio el incremento al salario promedio de cotización del IMSS fue de 4.1%, en línea con los incrementos de los últimos meses.

Durante este año, los salarios confirman moderadamente un mayor poder adquisitivo. Tanto en el caso de los salarios contractuales como el referido a la remuneración promedio del IMSS, se registraron sólidas ganancias en términos reales. En lo que va del año, los primeros promedian hasta el sétimo mes del año un incremento real de 1.4%, y los relativos a salario promedio del IMSS 1.2% en el primer semestre. Además de que ambos incrementos se han acelerado respecto al año pasado (cuando promediaron 0.17% y 0.4% respectivamente), los niveles que han alcanzado superan ya no sólo la fuerte reducción ocurrida por la gran crisis del 2009, sino que además han superado moderadamente los niveles pre-crisis (son superiores al 2007 en aproximadamente 2.0% real).

El incremento de los salarios reales, sumado al avance del empleo, constituyen fuentes fundamentales de crecimiento económico para la segunda mitad del año. Durante el primer semestre, la masa salarial del sector formal de la economía (producto del empleo formal por el salario promedio) ha crecido 5.6% en términos reales, avance superior al ocurrido el año pasado de 3.9%. Una parte importante de esta aceleración se debe a las mayores remuneraciones. En general, el desempeño de los salarios reales muestra una mayor fortaleza.

Otro elemento que fortalece el poder de compra de los trabajadores es la menor inflación, que sigue batiendo récords por su bajo nivel. En julio, el crecimiento anual del INPC alcanzó de nueva cuenta un mínimo histórico de 2.74% anual, menor al 2.87% registrado en junio. Asimismo, la inflación acumulada al séptimo mes del año es prácticamente nula y la más baja históricamente para un periodo similar. La contención de la inflación, sin duda, es un factor que coadyuva a la estabilidad macroeconómica y fortalece el poder de compra de los salarios.

avieyra@banamex.com

Twitter: @ArturoVieyraF