Se abre abanico sucesorio

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Francisco Cárdenas Cruz

Con los cambios en su gabinete que anunció ayer, el Presidente Enrique Peña Nieto abrió el abanico de su sucesión para el 2018 en el que desde ayer a mediodía figuran cuatro nuevos prospectos, más tres que ya lo eran: dos desde el inicio de sexenio y uno, más recientemente, el presidente nacional del PRI.

José Antonio Meade, Aurelio Nuño Mayer, José Eduardo Calzada Rovirosa y Claudia Ruiz Massieu, a los que designó secretarios de Desarrollo Social, Educación Pública, Agricultura y Relaciones Exteriores, se suman a Luis Videgaray Caso, de Hacienda; Miguel Ángel Osorio Chong, de Gobernación y, desde luego, al nuevo jerarca tricolor, Manlio Fabio Beltrones; son las cartas que tendrá en las manos el Ejecutivo Federal para el momento que decida quién podría ser el candidato a sucederlo.

DE ESO Y DE AQUELLO…

De frustrado presidente nacional del PRI, cargo en el que se pretendió imponerlo sin cumplir requisitos estatutarios, Aurelio Nuño Mayer acabó siendo no solamente secretario de Educación Pública, al entrar al relevo de Emilio Chuayffet, debido al precario estado de salud que lo mantuvo alejado del cargo, sino, además, prospecto presidencial.

Lo que resultaba ya insostenible, por más manto protector que le tendió su jefe, fue la permanencia de Rosario Robles como secretaria de Desarrollo Social, por las reiteradas críticas sobre los resultados del combate a la pobreza, cuyo número aumentó en dos millones de mexicanos en lo que va del sexenio.

Cuanto la funcionaria dijo en su comparecencia ante la Segunda Comisión de la Permanente el martes pasado, las cifras y los “logros” alcanzados, que la funcionaria mencionó, fueron refutados por el titular del Coneval, Gonzalo Hernández Licona, quien también participó en la misma reunión en la sede del Senado.

Sin embargo, fue premiada por el Ejecutivo federal al designarla como secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, en lugar de Jesús Murillo Karam, quien fuera el primer procurador general de la República al arranque de la administración.

El hasta ayer por la mañana gobernador priista de Querétaro, José Eduardo Calzada Rovirosa, fue también premiado por el Presidente al incorporarlo como titular de la Sagarpa y a la carrera presidencial, a pesar de que quien fue su candidato a sucederlo en la vecina entidad, Roberto Loyola Vera, perdió la elección frente al panista Francisco Domínguez, con lo que el blanquiazul recuperó la gubernatura queretana.

Entre los cambios en el gabinete anunciados ayer por el Presidente Peña Nieto, uno de los más merecidos fue el de Enrique de la Madrid Cordero como secretario de Turismo, luego de su eficiente y destacado desempeño al frente del Banco Nacional de Comercio Exterior, en el que logró concretar importantes acuerdos de intercambio con varios países.

fcardenas@pulsopolitico.com.mx

Twitter: @MXPulsoPolitico