Jueves 1.10.2020 - 02:33

Se acabó el amor y llegó el odio

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Ubaldo Díaz

 Como en los viejos tiempos: Andrés Manuel López Obrador utiliza los servicios de Dolores Padierna y su esposo René Bejarano para hacer el trabajo sucio. Ayer La Razón los puso al descubierto al revelar los planes de la Padierna en Acapulco y golpear a Enrique Peña durante la convención de banqueros. Pero no fue necesario esperar hasta el viernes porque la pareja perredista ayer mismo mandó a sus golpeadores, (disfrazados de ciudadanos) a protestar afuera del mismísimo PRI de Insurgentes. Las consignas son las mismas que utilizaron en la Ibero, en Multivisión y en el PRI, y las que usarán en Acapulco: acusar al abanderado tricolor de ignorante, intolerante y corrupto. Los ataques tienen el mismo sello. Son de las mismas manos de la pareja Bejarano-Padierna, que se han convertido en el brazo golpeador del tabasqueño. Cuidan que Obrador no se manche las manos.

 A propósito de esa terrible y temible pareja. Nadie olvida cuando Bejarano como particular de López Obrador en el gobierno capitalino, era el encargado de recibir los maletines de dinero que semanalmente le llevaban los dueños de los giros negros. Desde el gobierno del DF hacía el uno dos con su pareja que después fue la delegada en Cuauhtémoc. Él como asambleísta y ella como delegada se dedicaron a extorsionar a los congaleros. Recibieron millones de pesos y apoyos de gente para sus mítines. Todo iba bien y llenando las alforjas, hasta que ocurrió lo del Lobombo, entonces, Padierna tuvo que negar la ayuda económica que le dieron los hermanos Iglesias, desconocerlos y lanzarse en contra de ellos clausurándoles casi todos sus negocios para lavarse las manos de la responsabilidad que le correspondía como funcionaria.

 La pelea por el gobierno de Tabasco entre priistas y perredistas va en serio. Se van a tundir con todo. El abanderado del tricolor Jesús Alí dice que sus encuestas le dan una ventaja de 10 puntos frente a Arturo Núñez y apabullante ante el abanderado del PAN. Pero Núñez se ríe y nos asegura contar con dos muestreos: en uno lleva cuatro y en el otro nueve puntos arriba, frente al que fue su secretario particular. La verdad es que las cosas no están claras para ninguno de los dos, pero los perredistas están seguros de que derrotarán a los priistas.

ubaldodiazmartin@hotmail.com

hombresdepoder.com