Se le cae el teatro al PRD

Se le cae el teatro al PRD
Por:

El telón le cayó en la cabeza al PRD, luego de que una vez más quiso chamaquear –o sea, agandallar– a la oposición en la Asamblea Legislativa, al modificar de última hora un punto de acuerdo sobre el magistrado Miguel Covián Andrade.

El acuerdo, consensuado el martes en la Comisión de Gobierno, señalaba que la ALDF se daba por notificada sobre la supuesta baja de Covián Andrade, pero nada más.

A la mera hora los duendes agregaron en el texto que el pleno elegiría al sustituto del magistrado, y ahí fue donde la puerca torció el rabo, pues era claro que el PRD intentaba un albazo como el de las adopciones gay.

La oposición suspendió la sesión y se le fue encima a la perredista Alejandra Barrales, acusándola de traicionar los acuerdos; ella negó los hechos y dijo que no sabía quién había agregado lo de la sustitución de Covián.

Para salir del paso le echaron la culpa a Servicios Parlamentarios y al secretario técnico de la Comisión, Mauricio Rodríguez, de haber metido por su cuenta el texto alterado, que fue dejado sin efecto.

Tras el reversón, los que se le tiraron al cuello a Barrales fueron sus propios compañeros, encabezados por los bejaranistas Aleida Alavez y Leonel Luna, quienes calificaron de tibia e ineficiente a su coordinadora.

Los aliados de René Bejarano quisieron sorprender con una elección fast track. Hasta una terna llevaban, a pesar de que la ley dice que quien debe proponer al sustituto de un magistrado es el propio Tribunal.

Ante la andanada, Barrales no estaba segura de lo que tenía que hacer; llamó varias veces por teléfono para hacer consultas y al final terminó con la cara enrojecida y los ojos vidriosos; la oposición se había salido con la suya.

El asunto de Covián se pospuso para mejor ocasión, pues incluso los propios diputados no tienen claro si sigue siendo o no magistrado, luego de que el contralor del TEDF, Roberto Cánovas, lo destituyera.

Aunque no se dio a conocer ningún nombre de la posible sustituta –tiene que ser mujer– del magistrado, entre los perredistas se manejaba a Gloria Athié, compañera en la Escuela Libre de Derecho del presidente del organismo, Adolfo Riva Palacio.

- CENTAVITOS… Y hablando del magistrado Riva Palacio, del entrono de Covián han salido versiones de que cuando era secretario Ejecutivo del Instituto Electoral del DF, entre el personal adscrito a su oficina don Adolfo tenía a Luz María Colocía Malváez, quien tiempo después dio a luz a un hermoso niño. Eso sería lo de menos, de no ser porque ahora Luz María es asesora B, bajo el mando directo del presidente del TEDF, y que no conforme con ello Riva Palacio abusó del poder para meter a José Ismael Colocía Malváez, claro, hermano de la señora, como Jefe de Departamento de Recurso Materiales, bajo las órdenes de Carlos Nava, finísimo personaje ligado a Bejarano. De ser cierto eso, el contralor Cánovas tendría que dejar sin magistrados al TEDF.

jadrian02@yahoo.es

rgr