Lunes 28.09.2020 - 09:07

Seguirán los ajustes financieros

Cae el Eintracht Frankfurt; Marco Fabián juega todo el partido
Por:

Una mayor aversión al riesgo en el mercado internacional debilitó la participación en el mercado local durante el primer mes del año, afectando principalmente a la bolsa y al tipo de cambio.

El principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) finalizó enero con una pérdida de 5.38% ubicándose en las 30,391.61unidades. El peso mexicano perdió frente al dólar spot 5.20 centavos. En cambio, la tasa de los bonos a 10 años bajó 22 puntos base a 7.78 por ciento.

El mercado mexicano se mantuvo alcista durante las primeras dos semana de enero, periodo en el que muchos inversionistas participar en la bolsa después de haber obtenidos algunos bonos salariales extras en diciembre o bien porque hoy en día existen planes de retiro con ventajas fiscales, apoyando al Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) y al peso, mientras el mercado de deuda esperaba conocer la inflación de la primera quincena de enero.

Pero la debilidad del mercado laboral estadounidense junto a los informes semanales de ayuda por desempleo en aumento generó dudas entre los inversionistas respecto a la firmeza de la reactivación de la economía.

Además, el anuncio del crecimiento del PIB de China de 10.7% en el cuarto trimestre de 2009 y una propuesta de nueva regulación bancaria por parte de Barack Obama, presidente de Estados Unidos, en la que limita participación especulativa, moderó la tenencia de los fondos de inversión sobre la renta variable, favoreciendo el descenso de las tasa de interés del mercado de bonos y fortaleciendo al dólar.

No obstante, los reportes financieros corporativos estadounidense al cuarto trimestre de 2009, mejores a lo esperado y los anuncios de política monetaria por parte del Banco de México y de la Reserva Federal estadounidense (Fed) de continuar con una postura laxa limitaron la volatilidad.

 Perspectivas. La BMV seguirá en un periodo de ajustes moviéndose dentro de un rango de 30,300 a 30,000 puntos (según estimaciones de Actinver), aunque puede presentarse un rebote hacia la banda de 31,000 a 31,500 unidades.

Los reportes corporativos trimestrales, que se esperan positivos, y el informe del PIB estadounidense al cuarto trimestre de 2009 pueden favorecer a la bolsa y al tipo de cambio y ejercer presiones sobre las tasas de interés dado que la actividad económica en crecimiento no requiere de una política monetaria tan laxa.

Esta situación favorecerá al tipo de cambio aunque el nivel de 13 pesos es atractivo para tomar utilidades.

Entre otras cosas, en esta semana se dan a conocer cifras de empleo en Estados Unidos y perspectivas económicas de los economistas de la iniciativa privada, que serán clave para el comportamiento del mercado en el corto plazo.

irasema.andres@3.80.3.65

agp