Jueves 22.10.2020 - 01:51

Tan buenas que parecen hombres

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

En todos los ámbitos siempre ha habido discriminación de género, pero en estos días que estamos en plenos Juegos Olímpicos vamos a hablar del machismo que hay en muchas áreas del deporte.

A los hombres los reporteros no les piden que se den una vueltecita cuando son entrevistados, como en el caso de muchas mujeres.

Y además los salarios de los atletas profesionales varían de manera importante dependiendo del género. Sin duda hay mucho más dinero en patrocinio para los atletas hombres que para el género femenino.

De acuerdo con la lista de Forbes de “los atletas del mundo mejor pagados en 2015”, sólo 2 mujeres fueron enumeradas entre los 100 deportistas con mayores remuneraciones: las tenistas María Sharapova, en el lugar 26 con ingresos de 29.7 millones de dólares, y Serena Williams, en el 47 con 24.6 millones de dólares.

El primer puesto lo ocupa el boxeador Floyd Mayweather con ingresos de 300 millones de dólares; el tercero, el futbolista Cristiano Ronaldo, con 79.6 millones de dólares, y dentro del mismo deporte de Sharapova y Williams el quinto lugar lo tiene Roger Federer con 67 millones.

Entre los primeros diez figuran el futbolista Lionel Messi, los basquetbolistas LeBron James, Kevin Durant y Kobe Bryant y los golfistas Phil Mickelson y Tiger Woods.

Novak Djokovic, el tenista número uno del mundo, causó gran controversia cuando cuestionó en marzo de este año que las mujeres recibieran el mismo premio que los hombres. Dijo que los jugadores de tenis de sexo masculino deben ganar más porque el tenis masculino atrae más la atención y genera marores ingresos que el tenis femenino. Y no es el único atleta que piensa así, son muchísimos.

Ahora llegaron a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 206 comités olímpicos nacionales, de los cuales el 45 por ciento está integrado por mujeres.

La representación mexicana sólo tiene poco más del 33 por ciento de mujeres atletas. Estados Unidos ha sido más equitativo, pues casi el 53 por ciento de su delegación está conformada por mujeres.

Me encontré este muy interesante estudio del Cambridge University Press, que analizó más de 160 millones de palabras publicadas durante décadas en periódicos, documentos académicos y, más recientemente, en blogs y tuits en redes sociales.

Este análisis sin duda nos muestra “el machismo oculto” que estamos viviendo en el ámbito del deporte.

El estudio demuestra que los hombres reciben tres veces más espacios o tiempo en los medios deportivos y cuando se habla sobre las mujeres se acostumbra mencionar también su situación civil —si son solteras o tienen pareja estable—, su apariencia o su edad.

En el lenguaje para referirse a las mujeres deportistas las palabras más usadas fueron: “edad”, “mayor”, “embarazada”, “casada”, “soltera”.

En cambio, los adjetivos más utilizadas para definir a los hombres fueron: “rápido”, “fuerte”, “grande”, “real”, “fantástico”.

Mientras que ellos ‘dominan’, ellas ‘participan’. Cuando se habla de las pruebas o disciplinas en los Juegos Olímpicos en las que ambos intervienen, los hombres merecen alusiones de “genio”, “ganar”, “dominar” y “batalla”, mientras las mujeres: “competir”, “luchar” o “participar”.

Otro ejemplo de machismo: la ciclista británica Jess Varnish relató que el director técnico del equipo olímpico, Shane Sutton, le dijo que pasara la página y tuviera hijos, ante su rechazo para elegir a Varnish en el equipo seleccionado para Río 2016.

A Katie Ledecky, la nadadora estadounidense, campeona olímpica de los 800 metros libre en Londres 2012 y de los 400 metros libre en Río de Janeiro 2016 y plusmarquista mundial en 400, 800 y 1500 metros libre, se le dice que es tan buena en la alberca que nada “como hombre”.

Muchas veces estas palabras salen del inconsciente y como estamos tan acostumbrados a este tipo de manejo del lenguaje, muchas veces ni nos sorprende.

Ojalá hagamos conciencia y nos demos cuenta de que enunciados como “es tan buena que parece hombre”, constituyen una manera de denigrar a la mujer.

bibibelsasso@hotmail.com

Twitter: @bibianabelsasso