Terapias de conversión sólo llenan de culpas a los jóvenes: Mercado

“En un país desigual las mujeres somos el blanco de la violencia”
Por:

Platicamos con la senadora Patricia Mercado, de Movimiento Ciudadano, quien trae una iniciativa de ley muy importante para poder controlar las clínicas que dan terapias de conversión para “quitar la homosexualidad”.

Pregunta: ¿Qué es eso de que hay clínicas para quitar la homosexualidad?

PM: Desde 1990 la Organización Mundial de la Salud determinó que la homosexualidad no es una enfermedad y la sacó del catálogo de enfermedades, y este año también sacó la transexualidad de ese catálogo. Entonces hay profesionales, que en clínicas psiquiátricas o en sus consultorios particulares, ofrecen a las personas o a los padres de familia terapias de conversión, de reparación que le llaman, para que sus niños, niñas o adolescentes dejen de ser homosexuales.

Pregunta: Pero en realidad son centros donde hay unos abusos a los derechos humanos. Muchas veces en esas clínicas les pasan a estas personas videos pornográficos de personas del mismo sexo mientras los torturan para que lo empiecen a asociar…

PM: Exactamente, y además los llenan de culpa. Más que cualquier tipo de terapia, es llenarlos de culpa de que eso está mal, y en realidad los argumentos de estas terapias de conversión, aparte de precarizar la relación homosexual, son totalmente religiosos; se trabaja la culpa a partir de dictados morales que lo que plantean es que la homosexualidad es mala, es un pecado y es algo que hay que convertir; es decir, si lo eres, como estás en el pecado, entonces tienes que volverte heterosexual, y hacer una familia mujer-hombre e hijos. Todo eso es atentar contra los derechos humanos; los instrumentos internacionales dicen que estamos obligados a respetar y a reconocer los derechos humanos de todas las personas, independientemente de su orientación sexual, genérica, religión, raza, etcétera.

Pregunta: Los padres de familia obviamente no piensan que van a torturar a sus hijos, los llevan para quitarles la homosexualidad, lo hacen de buena fe, pero los meten realmente a una clínica de tortura…

PM: Pues sí, sin duda la mayoría lo hace de buena fe, lo creen realmente por esta gran homofobia que existe, la falta de educación y conocimiento de los derechos humanos por la orientación sexual. Entonces esto tiene que venir acompañado no solamente de la propuesta sancionatoria, sino también de programas culturales, de propuestas de política pública, culturales y educativas para reducir esta homofobia y que los padres y las madres, cuando sepan que uno de sus hijos o hijas presenta una identidad sexogenérica o una sexualidad distinta a la heterosexual, que no pase nada; simplemente lo asuman como si hubiera sido heterosexual y siguen adelante.

Pregunta: Pero también es una forma de sacarles dinero a los padres…

PM: Así es. Desde la perspectiva del Estado laico, la política pública, de lo que es legal y lo que es ilegal, el Estado tiene que castigar esa conducta, porque va en contra de todos los acuerdos que tenemos, incluso a nivel constitucional aquí en México, como el artículo primero, del derecho a la no discriminación. El tema de pasar estas películas, cómo denigra la relación homosexual, es muy doloroso. Y esto sucede, sobre todo, con los adolescentes; las personas grandes, en su mayoría, van incluso por propia voluntad para ver si alguien los cura; pero los adolescentes, creo que eso es lo que duele más...

[caption id="attachment_811038" align="alignnone" width="1890"] La senadora por Movimiento Ciudadano, Patricia Mercado. Foto: Especial [/caption]

Pregunta: Esto incluso podría incrementar el índice de suicidio entre los chavos homosexuales, que realmente salen traumados de estas clínicas que, como dices, trabajan mucho con la culpa, y esto es promover el temor.

PM: Así es. El suicidio de jóvenes tiene una tasa muy alta y, efectivamente, muchos seguramente tienen que ver con esto, con terapia y sin terapia, con esta culpa de los jóvenes y adolescentes que empiezan a despertar a la sexualidad y a los enamoramientos y se dan cuenta de que en realidad es con una persona de su mismo sexo o que empiezan a vivir una transformación física, en el sentido de que no están bien con su cuerpo porque se sienten mujeres, pero están en un cuerpo de hombre o viceversa. Yo creo que esta discusión nos va a ayudar a empezar a documentar suicidios de jóvenes por salir de ahí porque, como esto no se cura, porque no es una enfermedad, después de todo el tratamiento que les proponen y de la verbalización perniciosa y moral del tema, salen y sienten lo mismo, entonces, por supuesto, la frustración es muy grande, ¿no?

Pregunta: En 2010 el gobierno de Jalisco patrocinó el congreso “Camino a la Castidad”, donde había un terapeuta, Richard Cohen, que tiene libros para, precisamente, “curar la homosexualidad”.

PM: Por eso son muy importantes los acuerdos internacionales y hacernos cargo de nuestra propia reforma constitucional. Ya en el Código Penal, en el artículo 149,  está la sanción para la discriminación. Tenemos ya los instrumentos para sancionar estas conductas; por eso es importante legislar, sancionar a los profesionales, amonestar a los padres de familia. Yo creo también que la sanción moral en este momento es importante, porque podemos hacer esto medio a escondidas, pero si hay un conocimiento público de que yo como madre, como padre, estoy obligando a mi hijo a que un profesional le esté diciendo que puede curar su homosexualidad y permite que tenga estos tratamientos crueles, inhumanos, que se asemejan a la tortura, pues ahí, independientemente de la sanción, yo voy a ser un vehículo en términos de opinión pública para que se conozca. Es terrible, porque vivimos en una sociedad democrática, donde el nuevo valor es la tolerancia, el respeto a la diferencia y la no discriminación. Hace 30 o 40 años nadie se hubiera asustado si hubiéramos dicho: “Sí, muy bien estos profesionales, muy bien estos sacerdotes, muy bien estos padres de familia que encierran a su hijo 6 meses, un año o dos, en un psiquiátrico hasta que salga absolutamente curado” ...

“Los argumentos de estas terapias de conversión son religiosos, se trabaja la culpa, y plantean que la homosexualidad es mala”

Pregunta: Esta iniciativa ¿cuándo se va a presentar?, ¿cuáles son los puntos principales? ¿Tú eres la que la está promoviendo?

PM: Ya presentamos esta iniciativa Citlali Hernández, de Morena; Alejandra Lagunes, del Partido Verde, y una servidora, ya se turnó a las comisiones de Asuntos Legislativos y de Salud, ahí nos van a dar cuenta de las iniciativas que les han turnado para que empecemos a discutir y dictaminarlas. Muchos senadores y senadoras nos preguntaron: “¿Cómo es posible?, ¿cómo que existe esto?, ¿cómo, a estas alturas de este país y de esta democracia, esto puede existir?”. Entonces, yo tengo la esperanza que sí se logre un consenso importante en el Senado y en la Comisión para que esto se vote lo más pronto posible.