TLCAN, ¿y si lo peor sucede?

Más deuda pública otro síntoma del Covid-19
Por:
  • angelica-aguilar

Otra vez la misma cantaleta… Nuevamente el presidente de los EU, Donald Trump, ataco vía twitter al TLCAN y afirmó que el gobierno de México pagaría por su muro fronterizo.

Si bien este tipo de mensajes han perdido la atención del mercado, el vaivén de mensajes en las redes sociales podría enrarecer el ambiente a sólo unos días del arranque de la segunda ronda de negociaciones del TLCAN, aquí en México.

Actualmente, Norteamérica es la zona de libre comercio más amplia del mundo y representa el 26% del PIB mundial.

Durante 2016 México exportó cerca de 374 mil millones de dólares, de los cuales el 79% fueron enviados a Estados Unidos.

Por su parte, las exportaciones de EU hacia México ascendieron a 211 mil 848 millones de dólares, cifra que significa el 15% de todas sus ventas al exterior. ¡Muchos intereses!..

¿Y si lo peor sucede?… Como quiera, las autoridades en EU han enfatizado que su principal objetivo es acotar el déficit comercial con México y no descartan abandonar el tratado si éste no se alinea con sus intereses.

Lo anterior es una auténtica misión imposible, pues la competitividad no se puede revertir por decreto presidencial.

Gabriela Siller, economista en jefe de Banco Base, deja ver que incluso en caso de una poco probable disolución del TLCAN el tipo de cambio podría ajustarse para mantener la fortaleza de las exportaciones.

Al detalle, ante una sorpresiva salida de EU del tratado comercial entrarían en vigor las reglas de la Comisión de Comercio Internacional, lo que implicaría un encarecimiento de las exportaciones nacionales cercano al 3.9%. De ser así, con un tipo de cambio de 18.70 pesos por dólar, seríamos capaces de compensar el golpe arancelario.

Incluso para los artículos del capítulo 87, que son aquellos vinculados al transporte terrestre y autopartes, el arancel a pagar rondaría el 8.6%, que con un tipo de cambio de 19.54 pesos por dólar podría amortiguarse.

De la obscura noche de ayer a la ríspida mañana de hoy… No obstante, más allá de la matemática, la salida del TLCAN podría traer profundas implicaciones para la inversión extranjera directa, la confianza del consumidor, la inflación y el PIB.

De entrada, ante el drástico escenario el tipo de cambio podría regresar a los niveles de los 22 pesos por dólar, lo que si bien impulsaría nuestras exportaciones e incluso acentuaría el déficit comercial entre EU y México, representaría una nueva alza inflacionaria para el 2018.

Además, la IED, que en este año ya suma una reducción del 11%, podría desplomarse el próximo año si no se llega a un acuerdo en materia de TLCAN.

En suma, dicha disposición podría representar un retroceso del 3% del PIB en el país. Ups, sin embargo la apuesta es que el status quo prevalecerá…

Posadas y Playa Resorts en alerta

Peligro, peligro… La alerta de viaje para ir a Baja California Sur y Quintana Roo, emitida por EU, podría afectar negativamente el desempeño hotelero.

Sandra Beltrán, analista de la calificadora Moody’s, destaca que en el caso de Grupo Posadas de José Carlos Azcárraga, el 15% de sus habitaciones se centran en esos dos destinos.

Por su parte, para Playa Resorts que comanda Bruce Wardinski, el golpe será pronunciado, pues 7 de sus 13 resorts se ubican específicamente en los dos estados de la lista negra…