Miércoles 23.09.2020 - 19:30

Tragos que infartan

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

El problema de combinar bebidas energéticas con alcohol es que éstas disfrazan los efectos depresores, pero el nivel de alcohol en el cuerpo y sus efectos nocivos no se reducen

Finalmente después de casi dos décadas, y con todos los riesgos que implica, ahora serán sancionados los locales que vendan perlas negras o jagerbombs. Éstos y todos los tragos que mezclen bebidas energizantes con el alcohol.

Mezclar bebidas con alto contenido de cafeína y bebidas alcohólicas puede provocar serios daños a la salud, incluso infartos, y esto lo sabemos desde hace años.

El alcohol deprime el sistema nervioso, mientras que la bebida energizante lo estimula. Sin embargo, por deseable que parezca mezclar ambos efectos, sobre todo cuando uno está cansado, esto puede ocasionar alteraciones como aceleración de la frecuencia cardiaca, ansiedad, intoxicación, náuseas y vómito, y en casos extremos hasta la muerte por fallas cardiacas.

El problema de combinar bebidas energéticas con alcohol es que éstas disfrazan los efectos depresores, pero el nivel de alcohol en el cuerpo y sus efectos nocivos no se reducen de ninguna manera. Por ejemplo, la falta de reflejos o la disminución de capacidad de juicio relacionada con la ingesta alcohólica permanecen, aunque el consumidor tenga una percepción distinta y por eso siga consumiendo más alcohol.

A algunas de estas bebidas incluso les ponen un shot de café. Las bebidas tipo Red Bull y Boost ya tienen un alto contenido de cafeína. El exceso de esta sustancia puede dar lugar a nerviosismo y ansiedad. La cafeína también es un diurético, por lo que causa aumento de la micción y deshidratación. Las cantidades excesivas de cafeína pueden inhibir la capacidad del cuerpo para absorber calcio, lo que con el tiempo lleva a la pérdida de masa ósea. Como el azúcar y el sodio, la cafeína puede dar lugar a problemas cardiovasculares.

Dependiendo de la marca, algunas bebidas se comercializan en presentaciones de más mililitros y de mayores contenidos de cafeína. De acuerdo con la Profeco, un Boost ronda entre los 45 miligramos de cafeína y un Red Bull en los 75.

Hay bebidas más concentradas en el mercado que contienen aproximadamente 60 mililitros, pero pueden llegar a tener hasta 175 miligramos de este estimulante.

El límite de cafeína por día debe ser de 165 miligramos, según un proyecto de norma que elabora la Secretaría de Salud; así que haga usted la matemática de cuánta cafeína se puede llegar a consumir mezclada con alcohol en una salida.

Un documento de Cecile Marczinski, profesora adjunta de psicología en la Universidad Northern Kentucky, advierte que las personas que toman alcohol combinado con bebidas energizantes eran cuatro veces más propensas a pensar que podían manejar de regreso a casa que aquellas que beben alcohol sin estas mezclas.

Es decir que, además de los efectos de salud en cada persona, se ha detectado en Estados Unidos que algunos accidentes de coches en los cuales quien conducía estaba alcoholizado, también había ingerido este tipo de bebida.

Ahora la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios y la Procuraduría Federal del Consumidor informaron que multarán a los locales donde se expendan bebidas de alcohol con energizantes.

En un comunicado señalaron que en los locales donde se detecte la venta de estas bebidas “realizarán el aseguramiento de productos, y se impondrán las medidas de suspensión de actividades de manera inmediata, así como multas que pueden ser superiores al millón de pesos, ya que representan un riesgo a la salud de los consumidores”.

Ya era hora, qué bueno que ya se estén regulando estas bebidas, que, si bien son legales, mezcladas con el alcohol pueden llegar a tener efectos similares a drogas ilegales y causar serios estragos a la salud.

bibibelsasso@hotmail.com

Twitter: @bibianabelsasso