Tres historias en Río

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

En Brasil

Río de Janeiro. Día 10.-

1. MICHAEL PHELPS

Es un antes y un después en la historia de los Juegos Olímpicos. Su actuación ha sido impresionante. No existen antecedentes de un nadador tan dominante como Phelps en la historia de la especialidad, tiene 31 años.

Difícilmente podremos ver generacionalmente a un atleta que emule a Phelps. El estadounidense representa el clímax de la práctica del deporte de alto rendimiento. No hay quien le gane, sigue siendo abrumadoramente dominante.

El único que le pudo ganar en Río fue un nadador que tenía paradójicamente a Phelps como su referente e ídolo. Joseph Schooling, de Singapur, además de dar a su país su primera medalla de oro, venció al hombre a quien pidió sacarse una fotografía cuando tenía 13 años.

Phelps se la ha pasado en la alberca, es probable que haya estado más tiempo dentro de ella que fuera. Después de Londres trató de liberarse de la alberca. Se hartó y trató de “liberarse” de lo que había sido su rutina y una combinación entre obligación y una asumida forma de vida.

“Me la he pasado siempre haciendo lo que me piden que haga”, dijo después de Londres y lanzó una amenaza que por más que trató no pudo cumplir, pues regresó a la alberca.

Entre su madre, su esposa y su hijo le aportaron la nueva inspiración y El Tiburón está de vuelta en el agua. Es una de las grandes figuras de Río y es el atleta más importante en la historia de los Juegos Olímpicos.

2. ÓSCAR Y EL

PRESIDENTE SANTOS

El colombiano Óscar Figueroa, ganador de la medalla de oro en halterofilia, me dice que no quiere que nadie toque su presea, “sólo mi mamá”. Tiene una creencia sobre ello: “yo soy un guerrero, el cual ha llegado al terreno de los dioses y me he ganado una medalla que nadie debe tocar”.

Óscar es el primer atleta en la historia del deporte de Colombia que gana un medalla de oro a nivel individual. Ha vivido mucho de lo que padecen muchos atletas mexicanos: “no tenemos apoyo, el gobierno no ayuda, me quería retirar. No les importó que haya ganado la medalla de plata en Londres”.

El presidente de su país, Juan Manuel Santos, ha intentado felicitar a Óscar Figueroa, pero el medallista de plano le ha dado largas: “yo reconozco lo bueno y lo malo, ya habrá tiempo para hablar con él”. Lo que hay de fondo es una severa crítica al presidente por la poca ayuda del gobierno al deporte. “Ya habrá tiempo”, insiste.

3. LOS UNIFORMES

DE BREDNI Y EMIGDIO

La delegación mexicana ha pasado puras penurias y no se ve para cuándo terminen. De lo que se habla es de uniformes, de las riñas entre dirigentes y de todo tipo de quejas de un lado y del otro. Del deporte no se dice nada porque no hay manera de hablar de él.

Los Juegos han terminado por evidenciar al deporte mexicano, a su estructura, a sus dirigentes y señaladamente a las federaciones. Le dejamos dos lamentables pasajes de lo que hemos visto estos días.

Bredni Roque es un destacado pesista que obtuvo el quinto lugar olímpico. Tuvo que competir con un uniforme parchado sin la bandera de México porque las autoridades no le dieron la indumentaria reglamentaria.

Bredni dijo: “nunca imaginé que mis primeros Juegos serían de esta manera. Me quitaron la oportunidad de portar los colores de la bandera de México y tener que competir con la vergüenza e incomodidad de estar parchando marca de la indumentaria…”

Emigdio Elías es boxeador, está en Octavos. Tomó con filosofía su situación: “con algunos parchecitos por ahí, pero con trabajo y esfuerzo, saldrán bien las cosas”.

Así ni cómo….

 RESQUICIOS. Así nos lo dijeron ayer:

• Las aplicaciones para ver estos Juegos se han manifestado como la nueva realidad. A través de apps, móviles y ordenadores se están viendo a lo largo del día de manera sorprendente, lo cual incluye a México. La noche es el tiempo de la televisión. En natación colocamos 45 cámaras. Le damos servicio a 5 mil millones de personas en el mundo.

Yannis Exarcos. CEO de OBS (Olympic Broadcast Service).

solorzano52mx@yahoo.com.mx

Twitter: @JavierSolorzano