Un mes y nada de nada

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Javier Solórzano Zinser

El martes se cumplió un mes de la fuga de Joaquín Guzmán Loera El Chapo y pareciera que para el gobierno no pasó nada. A más de treinta días ya nos conocemos el túnel de memoria, están detenidas tres personas y párele de contar; no hay mucho más, que porque no hay nada más, de no ser la vergüenza.

.

La vida de El Chapo no cambió estando en la cárcel. Tuvo sus incomodidades, pero todo lo tenía bajo control, tanto durante su estancia en el penal de alta seguridad, lo cual por lo que se vio es un decir, como durante la fuga misma. Está claro, con base en el desarrollo de los acontecimientos, que era sólo cuestión de tiempo para que se fugara y no era el único que lo sabía.

Joaquín Guzmán sigue subiendo sus bonos entre algunos. Se ha convertido en modelo y hasta tiene formalmente sus seguidores. Durante el tiempo que estuvo en la cárcel no tocaron una de sus empresas. Su poderío económico creció y con ello también el mito.

A lo largo de este mes conocimos su celda, vimos el túnel junto con todo el mundo, vimos cómo los funcionarios hacían tours al tiempo que eran regañados por los medios, vimos cómo el Presidente se refirió al tema una sola vez olvidando aquello de imperdonable, vimos cómo se organizó una especie de cruzada mundial para detener a El Chapo y vimos, finalmente, cómo a nivel internacional éramos, y somos, el hazmerreír desde Tailandia hasta España pasando por toda América Latina.

A El Chapo no le tocaron un pelo. Prueba de ello es la fuga misma, porque si se le hubieran dado golpes a sus empresas y sus dineros la evasión se le hubiera complicado, al menos un poco.

No se actuó de manera integral. No se trataba sólo de tenerlo en la celda 20, de la cual por alguna razón que hoy entendemos no fue movido. Se debió también actuar directamente en sus relaciones y nexos y más con la oportunidad de poder hacerlo siendo que lo tenían en la cárcel.

A un mes, el gobierno sigue como pasmado dejando pasar el tiempo. No vemos cómo va a ser detenido El Chapo. La DEA, como ya también lo había dicho José Reveles, presume que podría estar con los suyos en Sinaloa. Joaquín Guzmán puso en ridículo la seguridad de un penal de alta seguridad y ahora tiene más fama y más dinero y hasta para sus enemigos es un mito cercano a leyenda siendo que es un delincuente de altísima peligrosidad, un traficante y un asesino.

 RESQUICIOS. Así nos lo dijeron ayer:

* Yo dije que iba a consultar al Presidente, pero no dije que lo iba a consultar siempre: Manlio Fabio Beltrones, candidato único a la presidencia del PRI.

solorzano52mx@yahoo.com.mx

Twitter: @JavierSolorzano