Viernes 25.09.2020 - 11:33

Una alianza fallida

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Pablo Hiriart

Josefina y López Obrador menospreciaron a Peña Nieto y llegaron al debate con resorteras, pues se creyeron el cuento de que era incapaz de articular una argumentación si no tenía a la vista un telepronter.

Lo menospreciaron y en el pecado llevaron la penitencia.

Desperdiciaron la oportunidad de intentar descarrilarlo, y ahora tienen ante sí un panorama mucho más complicado que la semana anterior.

Prepararon sus ataques, pero no contaban con que el mexiquense les iba a responder.

Andrés Manuel y Josefina exhibieron una alianza contra natura.

Hicieron causa común contra el PRI y con ello reforzaron la versión (Raymundo Riva Palacio, La Razón, sábado 5 de este mes http://www.3.80.3.65/spip.php?pa...) de que Vázquez Mota ha hecho guiños a AMLO desde que disputaba la elección interna del PAN.

En lugar de esculpir su propio perfil durante el debate, ella se desdibujó al tomar la senda de los ataques permanentes contra Peña Nieto.

Josefina no parecía la candidata del partido gobernante en el país, sino una militante de la oposición en la República del Estado de México.

Sus ataques no fueron de consecuencias por ese error crucial:

menospreció al mexiquense.

El único golpe fuerte que Peña Nieto no se pudo quitar nunca fue el de Humberto Moreira. Contra eso no tuvo respuesta.

El candidato priista pagó, la noche del domingo, su propio empecinamiento en poner a ese ex gobernador como dirigente nacional del PRI.

De todas maneras le salió barato, porque no hubo argumentos más contundentes con ese mismo caso, y vaya que sí había parque para arrinconar a Peña con los actos irresponsables e ilegales del que fuera presidente del PRI hasta hace apenas unos meses.

Las balas de Josefina contra Peña fueron de goma.

Sobre la actitud de López Obrador en estos seis años, Vázquez Mota no tuvo una sola mención.

Es entendible que centrara sus ataques en Peña Nieto porque es el puntero. Pero dejó pasar la oportunidad de oro de poner a López Obrador en su lugar luego de años de boicotear el trabajo del gobierno panista y promover la burla y el desprecio contra el Presidente.

¿Eso no le iba a dar votos? Si se mira con ojos de publicista, tal vez salía sobrando el comentario. Pero era la ocasión de ajustar esa cuenta histórica con López Obrador.

El silencio de Josefina en ese tema no fue por falta de valor, sino producto de una estrategia oportunista: aliarse con AMLO para destruir a Peña Nieto.

El domingo en la noche no lo lograron. Y para que vuelvan a encontrarse en otro debate pasará más de un mes. Demasiado tarde.

phl@3.80.3.65

Twitter: @phiriart