Ventanillas abiertas

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Nemer Naime

Para algunos, el flujo imparable de humanos migrando hacia el norte sólo tiene razones económicas. Pero, en verdad, va más allá.

Aunque hoy, la migración es de importancia primaria por sus contribuciones económicas y sociales, el alto volumen de migrantes indocumentados distancia a estos humanos errantes de los servicios provistos por los países en los que buscan construir una nueva vida.

Los migrantes arriesgan su vida en busca de una mejor. Pero su peligrosa travesía es más una amenaza a su vida que una oportunidad y las condiciones desfavorables en las que se encuentran, una vez que arriban a su destino, afecta negativamente todos los aspectos de su salud, lo cual es esencial para el desarrollo humano en términos físicos, mentales y sociales.

¿Qué responsabilidad tienen los países de donde se originan estas olas de migración para con sus nacionales?

En este sentido México es pionero.

Las Ventanillas de Salud (VDS) es un programa desarrollado por la Secretaría de Salud e instrumentado por la Secretaría de Relaciones Exteriores a través de los 50 consulados de México en los Estados Unidos en el cual participan diversas organizaciones no-gubernamentales de salud. Las VDS proveen información de prevención de la salud, asesorías y referencias a servicios de salud disponibles y accesibles en la comunidad.

Tomemos en cuenta que los mexicanos son el grupo inmigrante más grande radicado en Estados Unidos, sumando 64 por ciento de los 54 millones de hispanos y 11 por ciento de la población total de ese país. Aunado a este dato, la población mexicana tiene el porcentaje más alto (31.6 por ciento) de personas sin seguro médico.

Por ello, los servicios principales ofrecidos en las VDS se enfocan en informar, aconsejar, y referir a familias mexicanas viviendo en Estados Unidos sobre los servicios de salud en su comunidad. Estos servicios cubren información sobre VIH/SIDA, nutrición, obesidad, diabetes, salud de la mujer, salud del niño, salud mental, adicciones, y acceso a servicios de salud.

Por todo esto, el programa de Ventanillas de Salud es un verdadero, y el único en el mundo, modelo de colaboración binacional que vincula a los consulados mexicanos, servicios de salud locales y organizaciones dedicadas a reducir la creciente brecha entre las poblaciones vulnerables y el sistema de servicios de salud de Estados Unidos a través de la promoción de la salud, la prevención y control de enfermedades.

A pesar de la falta de credibilidad en las instituciones y en los liderazgos de las naciones, síndrome que se esparce no sólo en nuestro país sino por el mundo, por lo menos se puede decir que hay una red de manos extendidas a través de la frontera norte para mejorar la vida de nuestros paisanos.

nemer.naime42@gmail.com

Twitter:@NemerNaime