Viernes 25.09.2020 - 12:24

Victima colateral

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Una nueva multa para la Federación Mexicana de Futbol llega desde las oficinas de la FIFA con sede en Suiza.

Los federativos mexicanos deberán desembolsar nada más ni nada menos que 30 mil euritos, lo que equivale a casi 600 mil pesos o lo que es lo mismo, una casita del Infonavit.

El motivo no es otro que el ya internacional grito “eh puuuu…” que expresa un sector de la afición con destinatario a los guardametas del orbe.

Esta serie de sanciones está generando un daño colateral y en específico, una víctima que lamentablemente no tiene voz propia para opinar o quejarse.

No, no es Guillermo Cantú ni Decio de María; ellos pagarán la sanción con las propinas que salgan de estos dos juegos de México en Estados Unidos. Es más, que se queden con el cambio allá los suizos, pensarán. La victima de la que habló es el Estadio Azteca, el coloso de concreto que cumplió 50 años de vida en mayo de este año.

La sanción llega en un mal momento deportivo. Las malas actuaciones en los últimos partidos de eliminatoria, las quejas (para nada justificadas) de algunos seleccionados por la altura y contaminación de la Ciudad de México, son factores que se están combinando para la mudanza del Tri a otra sede del país.

En este mismo sentido, es claro que la parte económica también es un factor que pesa; los llenos ya no están garantizados y las marcas comerciales no perdonan nada.

Y sin ánimo de ser pesimista, la reciente remodelación que sufrió (y que también sufrimos varios aficionados) es desde mi gusto personal, horrible. No soy arquitecto de profesión ni diseñador ni artista plástico, pero apenas tuve la oportunidad de asistir al último América-Pumas, y quedé decepcionado ante la manita de gato que le dieron a un inmueble histórico del futbol mundial. Pelé y Maradona se abrazarían melancólicos en el medio del campo.

Comprendo perfectamente la necesidad de actualizar un estadio que poco a poco se estancaba en el tiempo, pero quiero que Azcárraga Jean se siente en la zona Lateral Alto, justo arriba de los nuevos palcos de transmisión y me platique su experiencia.

Bueno, como seguramente nunca se sentará ahí, les puedo decir que es una zona que ha quedado inhabilitada para ver un partido de futbol; la visión quedó obstruida por una valla de acrílico que separa la zona VIP de la zona no VIP. Algo ridículo, y, por si fuera poco, el precio del boleto es alto y la gente no se entera hasta que llega a su lugar.

Ahora, la actualidad tiene al Tri con las maletas listas para una inminente gira y es bueno que el equipo recorra el país, pero creo que éste no es el camino ni el momento correcto para iniciar una ‘promoción nacional’.

Atrás queda aquella época de imbatibilidad de la Selección Mexicana en partidos oficiales, el título conseguido ante Brasil en Copa Confederaciones y el campeonato mundial Sub 17 en 2011. Pero no importa, el Coloso de Santa Úrsula estará siempre listo para esos momentos críticos, cuando se trate de una emergencia y la victoria sea el único camino. Para eso nació el Estadio Azteca.

dan.alonso@yahoo.com

Twitter: @dan_alonsov