Y Agapito sintió… pasos en la azotea

AT, o pollitos en fuga
Por:

El lunes, sin mayores aspavientos, el Juez Quincuagésimo Octavo del Tribunal Superior de Justicia de la CDMX, Agapito Campillo Castro, levantó las medidas cautelares impuestas a la compra total de las acciones de OHL Concesiones (OHLMEX), por parte del fondo de inversión australiano IFM, derivadas de la demanda que un solo accionista, Juan Carlos Ramírez López, que impedía que los accionistas minoritarios cobraran dividendos a la emisora.

El fondo que encabeza Brett Himbury se asistió de los grandes despachos jurídicos del país; la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, que encabeza Bernardo González, se defendió, y los operadores de la transacción, Banorte y Santander, una operación de 2,775 millones de euros, auditada con la asesoría de Lazard, Latam Finance y el despacho González Carrillo: cada uno por su parte argumentó al juez Agapito que el “accionista rebelde” Ramírez López representaba 0.0001% de los títulos, muy lejos de abanderar a los accionistas minoritarios; y que la aplicación de medidas cautelares representaba un violación a sus garantías constitucionales -y violación al debido proceso- por no haber escuchado su defensa. Así que se levantaron las sanciones y no procedió el objetivo de esa demanda, impedir la transacción.

Ello representa un revés para el ahora candidato a diputado plurinominal, Paulo Diez, promotor del “accionista rebelde”, pues además de que su cliente Pedro Topete, dueño de Infraiber y que originó el pleito contra OHLMEX, se sabe ya dio por perdida la batalla. Ni modo.

Infonacot como nunca. El sexenio de Enrique Peña deja, entre otras cosas, el legado de un Infonacot, que canalizó 72 mil millones de pesos en créditos a los 5.3 millones de trabajadores, que trabajan en el sector formal de la economía, lo que se tradujo en el bienestar de 20 millones de personas… o sea una sexta parte de los mexicanos. El trabajo del equipo coordinado por Cesar Martínez, al amparo de la Reforma Laboral, incorporó a más centros de trabajo para ofrecer tales beneficios a los trabajadores al tiempo de sanear las finanzas del instituto: la recuperación de cartera soportó 70% de los nuevos créditos y se cobraron 89 mil millones de pesos, junto con una reducción de 20% en la tasa de interés. Y por eso Infonacot recibió por 5 años los más altos niveles de calificación de Fitch Ratings y HR Ratings en sus emisiones de deuda. No hay vuelta de hoja.

¿Cuánto cuesta concesionar el NAICM? Cerca de 1.2 billones de dólares anuales dejaría de ganar el Estado Mexicano sí, como dice Andrés Manuel López Obrador, se concesionara a particulares el NAIM, señala la Canaero, que encabeza Sergio Allard. Ahí nomás.