¿Y la seguridad cuándo?

Pueblos sin presupuesto
Por:

La Dra. Sheinbaum anunció el programa Sábados de Tequio, en el que funcionarios públicos saldrán a realizar faenas en la calle. El usar los fines de semana para jornadas del gobierno con sus empleados, no es una política novedosa, se hacía con la defenestrada Rosario Robles y con Miguel Ángel Mancera. Este último, realizaba mega jornadas de servicios, en las que él personalmente entregaba desde sillas de rueda hasta juguetes y concluía con actos que eran prácticamente mítines.

Carlos Salinas hacía al tequio precursor, inspirador, casi padre de su programa Solidaridad, porque llamaba al trabajo colectivo no remunerado que todo vecino debe a su comunidad; sí, el programa estrella del villano favorito de las izquierdas, llamaba a la personas a trabajar por su barrio en las obras del gobierno; todos los de izquierda que han gobernado la ciudad, son solo funcionarios en la calle atendiendo peticiones, entregando beneficios surgidos del gasto público y engrosando la fuerza de trabajo del área de servicios urbanos.

La tarea de gobernar la ciudad es ingente, mucho debe hacerse y en ocasiones, los resultados son pocos. Cada uno de los tres últimos gobiernos, ha implementado programas sabatinos, ¿cuáles han sido los resultados? ¿En qué se diferencia el propuesto por la Jefa de Gobierno electa de los anteriores, sean locales, federales o de otra entidad federativa? ¿ en nada han servido? ¿Cuáles son las mejores prácticas que puedan informar, en la elaboración de un mejor programa sabatino de servicios?

Sería deseable que esos Sábados de Tequio fueran dos o más veces en el mismo lugar, para evaluar las intervenciones y que la Jefa de Gobierno constate el estado de las órdenes giradas, si no solo es un espectáculo para probar la cercanía del gobierno con la población, o simple instrumento de vinculación comunitaria de un gobierno que puede ser evaluado como frío por su manera de ejercer el cargo.

Enviar funcionarios a trabajar los sábados, sin asignación de tareas específicas y acordes con el perfil de cada uno de ellos, solo contribuirá al dispendio del recurso más valioso de toda organización: el humano. Cientos solo serán porristas de la presencia de la Jefa, estarán para ser vistos por ella, para buscar su mirada, la foto o la aprobación; será una feria para ganársela, poco importará la colonia motivo de las operaciones.

La Dra. Sheinbaum es académica, es una oportunidad para que esta recurrente actividad, tenga objetivos, estrategias y acciones claras, mensurables. Porque sin ello, solo es una actividad de relleno para cumplir con la instrucción presidencial del trabajo sabatino de los servidores públicos.

Además del Sábado de Tequio, se han anunciado las clases los lunes de los funcionarios, las condonaciones de predial y agua, la duplicación de los apoyos de uniformes, útiles escolares, a unidades habitacionales...y también casi se han duplicado los homicidios. Así que ¿y la seguridad cuándo? Esa es la función pública más urgente.