• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
José Antonio Meade y el gobernador Alfredo del Mazo, ayer. Foto: Especial

Acompañado por la mayoría de los integrantes del gabinete presidencial y por el gobernador de uno de los principales bastiones del PRI en el país, el Estado de México, José Antonio Meade cerró su campaña en Tlalnepantla donde dijo compartir con la ciudadanía la “indignación ante la injusticia y la corrupción.

“En este camino que he recorrido, hemos sentido juntos, compartimos la misma indignación frente a la injusticia y la corrupción, compartimos la esperanza de un México mejor, nos hemos visto a los ojos y sabemos que podemos y vamos a mejorar. Voy a ser presidente”, aseguró el precandidato del PRI, PVEM y Nueva Alianza.

Arropado por el presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa, el gobernador de la entidad, Alfredo del Mazo, y personalidades del ámbito político como José Narro Robles, Rafael Pacchiano, Enrique de la Madrid, David Penchyna, José Calzada Rovirosa, Eruviel Ávila, Javier Lozano, Eduardo Sánchez, Gerardo Ruiz Esparza y Francisco Guzmán, entre otros, refrendó su lucha a favor del empleo, la seguridad y la educación.

Minutos antes de su discurso ante la militancia mexiquense, recibió las muestras de apoyo y cariño de más de cinco mil personas reunidas en la explanada municipal de Tlalnepantla.

En todo momento se escucharon gritos y porras que anunciaban a Meade Kuribreña como el próximo presidente de México: “¡Pepe presidente, Pepe presidente!”, mismos que fueron acompañados por una lluvia de cohetones y papeles multicolor.

Allí, el precandidato de la coalición “Todos por México”, reconoció los avances que ha logrado en su precampaña al recorrer los 32 estados de la República Mexicana y adelantó que también es necesario trabajar en los retos que tiene el país en diversos temas, para lograr su desarrollo.

Aseguró que cuenta con 20 años de experiencia en el servicio público, con una trayectoria honorable que le permite ver a los ciudadanos a los ojos.

Mencionó que en 2017 afrontaron un panorama difícil por las elecciones a gobernador; sin embargo, salieron airosos con el triunfo, lo que les devolvió la tranquilidad a los mercados y al país: “Hace un año enfrentábamos una batalla que se veía muy complicada en el Estado de México y hace un año ganamos. Ese triunfo le regresó la tranquilidad al país y a los mercados”.

Detalló que buscará que a las familias mexicanas les vaya mejor en todos los ámbitos, y calificó como una prioridad que los jóvenes salgan mejor preparados de la escuela por medio de una educación de calidad; así como a las mujeres para que tengan mejores oportunidades de empleo que les den certeza.

“Vale la pena salir a dar esta batalla por nuestros hijos, por México, ésta va a ser una elección histórica”, enfatizó.