Competitividad y productividad

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Por Carlos Amtmann

En el Foro Económico Mundial, México ha obtenido lugares cercanos a los primeros 35 países más competitivos. En 2016 calificamos en el lugar 51 de 138, mostrando debilidad en dos de los doce pilares que definen la competitividad: el mal desempeño de nuestras instituciones califica en el 116 y el pilar de la eficiencia del mercado laboral se ubica en el 105.

En el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) tenemos diecisiete comités técnicos nacionales que aportan y dialogan con autoridades y empresas para mejorar el aspecto institucional.

En este sentido, el Comité de Competitividad destaca el tema laboral, donde el factor de la flexibilidad vale la mitad del pilar, contempla la cooperación en las relaciones laborales, la flexibilidad en la determinación de salarios, prácticas de contratación—despido y costos de despido. Con las últimas modificaciones en la materia, esperamos que al trasladar al poder judicial los juicios laborales, se obtenga una mejor posición en la materia.

El uso eficiente del talento vale la otra mitad del pilar laboral, donde podría mejorar la relación pago y productividad, así como la confianza en el personal directivo, lo relacionado a fuga de cerebros, capacidad de atraer talentos y participación de la mujer dentro del mercado laboral. En este último aspecto, el IMEF pone el ejemplo al tener por segunda ocasión en tres años, a una mujer como presidente nacional.

Cabe mencionar que el IMEF se ha unido a la comisión laboral de Coparmex para apoyar ante el Comité Nacional de Productividad, sus dos propuestas sobre estímulos a los bonos por productividad para trabajadores.

Una es la posibilidad de otorgar anticipo de reparto de utilidades como bonos basados en productividad de los trabajadores y sus equipos. La otra consiste en modificar la Ley Federal del Trabajo y del IMSS, donde bajo condiciones de cumplimiento con la ley actual, no integren al salario base de cotización los pagos por bonos de productividad para empresas, cuyo promedio de salarios registrados ante el IMSS esté arriba del salario medio de cotización.

Además, a través del Centro Mexicano para la Filantropía, que certifica la responsabilidad social empresarial, el IMEF introdujo en su cuestionario tres preguntas relacionadas a la evaluación del desempeño y la medición de la productividad, con el fin de una mejor distribución del ingreso.

Como puede observarse, es un tema trascendental que amerita análisis y acción y por ello el Comité Nacional de Competitividad del IMEF, seguirá atento al mismo.

camtmann @vencom.com.mx
Twitter:@imef.org.mx

Compartir