• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Fotos cortesía: Marco Antonio Cruz
Fotos cortesía: Marco Antonio Cruz

Con 40 años de trayectoria encima y más de 500 rollos fotográficos que cuentan la historia de México en los últimos 40 años, Marco Antonio Cruz, el autor de las icónicas imágenes de personas invidentes, del terremoto de 1985 y de la violencia que ha dejado el narcotráfico, afirma que todavía es un aprendiz de la fotografía; es más, que nunca terminará de obtener enseñanzas de ésta.

Se encuentra alegre y motivado, ya que después de año y medio de trabajo de la mano de Alfonso Morales, ayer presentó, en el Centro de la Imagen, la más reciente compilación de su labor como fotoperiodista y fotodocumentalista, la revista-libro Marco Antonio Cruz. Relatos y Posicionamientos/ 1977-2017, con la que Luna Córnea celebra 25 años de existencia.

Una publicación en la que pueden encontrarse imágenes de los plantíos de mariguana de Rafael Caro Quintero; la reubicación, por parte de las autoridades, de 120 mujeres que se dedicaban al sexoservicio y a vida en la pulquería “La hija de los Apaches”; pero también su pasado pictórico, a través de la caricatura cuando trabajaba para la prensa del Partido Comunista.

“Creo que lo más importante para mí en todo mi trabajo, tanto documental como periodístico, es que es muy importante la cuestión social, me interesa muchísimo retratar a grupos sociales, tratar de dar, con mis fotos, voz a los que no la tienen, para mostrar al mundo hechos y situaciones que deben cambiar”, señaló a La Razón Marco Antonio Cruz, quien actualmente es editor de fotografía en la revista Proceso.

Gráfico: La Razón de México

Estas personas desprotegidas de las que habla están en la portada de la revista-libro. Tres músicos ciegos frente a la cortina de un negocio, que retrató como parte de su destacada serie Habitar la oscuridad, a la cual le dedicó 17 años, acumulando 12 mil fotografías.

“Para mí es importante que siga la tradición de fotografía documental en México. Creo que los fotógrafos jóvenes están haciendo las cosas bien, pero tienen que ir más allá, la principal labor en un periodista o fotoperiodista no solamente es cubrir la información que te indica el medio, sino ir más allá, hay muchas cosas por realizar. Un poco lo que hice fue trabajar reportajes paralelamente, nadie me los pedía pero yo sentía una enorme necesidad de hacerlos y mostrar cosas, luego ya buscaba la manera de darlos a conocer”, señaló quien trabajó en revistas como Interviú, Oposición y Así es, además de La Jornada.

Para Marco Antonio Cruz la edición de Luna Córnea, que ya está a la venta, es un primer paso para continuar indagando en su vasto archivo fotográfico. “La revista es una primera propuesta sobre lo que he hecho, pero también es una invitación a seguir investigando ese archivo, el cual se puede interpretar de mil maneras. Estoy en una etapa donde trato de juntar todo lo hecho para darle un orden; creo que una de las maneras para ordenarlo es editando libros, porque el valor de edición es muy importante, queda un registro impreso; desde hace cinco años estoy editando el archivo, llevo cinco propuestas editoriales”, destacó.

Ahora explora sus primeros trabajos cuando retrató distintos movimientos sociales. “Lo que estoy haciendo son maquetas, lo más cercano a lo que puede ser una edición final, con la idea de promover su publicación”, finalizó.

  • El Dato: En 1994, Marco Antonio Cruz, publicó Contra la pared, en 2011, Habitar la oscuridad y en 2013 se presentó su aplicación digital La ciudad de México.
Compartir