• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Jugadores del club auriazul festejan uno de sus goles en el torneo. Foto: Mexsport
Jugadores del club auriazul festejan uno de sus goles en el torneo. Foto: Mexsport

La falta de gol es algo de lo que ha adolecido Pumas en los últimos torneos. Sin embargo, en el aún joven Apertura 2018 y tras tres fechas disputadas, el equipo del Pedregal ya logró su mejor inicio con goles en un torneo, ya que hasta el momento suma 10, uno más que lo que registró en la temporada 1988-1989, en la cual logró nueve anotaciones en sus primeras tres presentaciones.

Todo comenzó el pasado 20 de julio, cuando en el partido inaugural del campeonato, los felinos vencieron a domicilio a los Tiburones Rojos del Veracruz, por 2-0. Una semana después llegó el debut ante su afición en el Estadio Olímpico Universitario, donde consiguieron cinco dianas ante los Rayos del Necaxa, conjunto al que superaron por 5-3. Y apenas el viernes pasado, los de la UNAM golearon como visitantes al Atlas, por 3-0, con lo que llegaron a 10 goles, algo que no había conseguido el club capitalino en torneos cortos (que se celebran desde 1996), ni en torneos largos de la Liga MX.

Hace 29 años, los auriazules también arrancaron el certamen con tres triunfos. En la primera jornada doblegaron 3-2 al Irapuato, en Ciudad Universitaria; una semana más tarde golearon, en calidad de visitantes, 3-0 al Monterrey, mientras que en la tercera fecha vencieron 3-0 a Cobras de Ciudad Juárez, en la capital mexicana. Aquel buen inicio fue insuficiente para los del Pedregal, ya que no se proclamaron monarcas.

De esta manera, el plantel dirigido por David Patiño supera lo hecho en el torneo Apertura 2011, en el que bajo la dirección técnica de Memo Vázquez consiguió ocho dianas en sus primeros tres compromisos, aunque al final de la fase regular no se pudo clasificar a la Liguilla. En los torneos Invierno 2001, Verano 2002 y Apertura 2014, los felinos lograron siete tantos en las primeras tres jornadas; no obstante, tampoco lograron alzarse con el título al final de la competencia.

El semestre pasado, los Pumas registraban seis goles a estas alturas del campeonato. En los Clausura y Apertura 2017 la situación iba peor (tres tantos en cada uno), mientras que en el Apertura 2016 con trabajos había cosechado dos dianas.

Gráfico: La Razón de México

La mejor noticia para los aficionados auriazules es que los goles se han repartido entre los jugadores ofensivos del equipo. Los que más suman son Pablo Barrera y el paraguayo Carlos González, con dos cada quien, en tanto que Felipe Mora, Alan Mendoza, Alan Mozo, Martín Rodríguez, Kevin Escamilla y Matías Alustiza han perforado las redes enemigas en una ocasión.

En la temporada 1988-1989, la escuadra universitaria mantuvo su buena racha en la Fecha 4, en la que venció 1-0 a los Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara, con lo que en ese momento alcanzaron la cifra de 10 dianas. El próximo domingo, el rival de los capitalinos será el Pachuca, equipo que llega alicaído, pues ocupa el último puesto de la clasificación al ser el único que no ha cosechado puntos hasta el momento, lo que en teoría sería una ventaja para Barrera, Alustiza, Mora y compañía para conseguir así la cuarta victoria al hilo y aumentar la cosecha goleadora del club.

Antes de que comenzara el campeonato, lucía poco probable un comienzo prometedor de los Pumas, debido a que salió de la institución el chileno Nicolás Castillo, su jugador más destacado en los últimos tres certámenes. Sin embargo, la situación es diametralmente opuesta y aunque todavía es muy temprano para tener idea de lo que el cuadro de la UNAM logrará en el Apertura 2018, lo cierto es que su afición ya se ilusiona con volver a ver a su equipo en los primeros lugares del balompié nacional.

  • El Dato: El conjunto universitario registra tres encuentros sin derrota frente a Los Tuzos del Pachuca, su rival en la Jornada 4 del Apertura 2018 de la liga.

En Chivas, adeudos están casi saldados

Los problemas que tenía la directiva del Guadalajara con su plantel por premios obtenidos el año anterior están casi liquidados, aseguró Amaury Vergara, vicepresidente ejecutivo de las Chivas.

“Están prácticamente superados (los pagos), estamos sólidos; tenemos un contingente de jugadores que estamos por resolver, pero estamos confiados en que pronto estaremos al corriente”, aseveró.

Dejó en claro que este tipo de situaciones no se volverán a vivir en la institución tapatía, luego de que los jugadores hicieron pública su molestia por esta situación.

Aprendimos la lección, creo que fue un aprendizaje importante para la directiva, nunca nos va a volver a suceder, declaró a una radiodifusora.

Por otra parte, le ofreció disculpas al volante Rodolfo Pizarro, quien afirmó que fue tratado de mala manera en el chiverío, que no le dio las gracias por su estadía con el club.

Asimismo, respecto del nuevo director deportivo, indicó que están sin definir todavía al que ocupará ese puesto, ya que debe cumplir con varios criterios.

“La realidad es que estamos con un perfil complicado, que requiere carácter y experiencia, no sólo en el futbol sino con los medios de comunicación”, sentenció.