FOTOS: Con un bypass e injertos de cabello “El Betito” pretendía no ser identificado

El presunto líder de La Unión se había realizado prótesis capilar y un bypass gástrico con lo que logró bajar al menos 30 kilos, informó el Comisionado Nacional de Seguridad

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Roberto Mollado Esparza, alias El Betito, líder de la U de Tepito, en una imagen de archivo tras su captura en 2008 por asalto a transeúnte. Foto: Especial

Roberto Mollado Esparza, alias El Betito o Betito de la B, líder del grupo criminal La Unión de Tepito, se realizó una prótesis capilar y un bypass gástrico que le ayudó a bajar al menos 30 kilos, así lo informó el titular de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), Renato Sales Heredia.

Como parte de una investigación del Operativo Escudo Titán, elementos de la Policía Federal lograron la detención de Mollado Esparza, junto con su hermano, a quienes agentes federales aseguraron 10 mil dólares americanos, 4 mil 470 pesos, 140 dosis de la droga llamada crystal, y un arma abastecida.

El peligroso criminal conocido como “El Betito” fue detenido en la delegación Tlalpan, cuando ingresaba a la autopista México-Cuernavaca, en un vehículo en el que iba acompañado de un hombre llamado José “N”, identificado como su hermano.

José Mollado Esparza, de 50 años de edad, custodiaba al Betito y era uno de los encargados de la seguridad personal de quien es considerado uno de los principales generadores de violencia en la CDMX, y que se encuentra acusado por los delitos de delincuencia organizada, extorsión y homicidio.

En la conferencia de prensa dada por el comisionado de Seguridad, Sales Heredia destacó que la detención de ambos sujetos se realizó “sin efectuar un sólo disparo”. De acuerdo a Sales Heredia, el capo solía operar desde zonas como Polanco, Jardines del Pedregal y San Ángel, desde donde pretendía pasar desapercibido tras su cambio de imagen.

Sales Heredia indicó que se presume que está relacionado con los cuerpos que fueron abandonados desmembrados en las inmediaciones de Tlatelolco, en Insurgentes y Nonoalco.

El Betito tiene 37 años de edad y cuenta con antecedentes penales desde el 2008, cuando fue capturado por el delito de robo a transeúnte, fecha en la que yase sospecha que se dedicaba además al narcomenudeo y extorsión.

A Moyado se le atribuye al menos una docena de ejecuciones y el incremento de la violencia en la Ciudad de México, luego que asumió el control del grupo delictivo tras el asesinato en noviembre de 2017 del fundador de La Unión, Pancho Cayagua, a quien disputaba el tráfico de drogas y la extorsión en el Centro de la capital.

La madrugada del 17 de junio miembros del grupo delictivo de La Unión de El Betito, arrojaron en avenida Insurgentes Norte bolsas con los cuerpos desmembrados de dos hombres que formaban parte de su grupo rival La Fuerza Anti Unión.

Las cámaras de la ciudad no lograron captar el momento en que lanzaron los cuerpos y colgaron la manta; sin embargo, sí grabaron el momento en que dicho auto subió al puente vehicular en la zona de Tlatelolco, y luego bajó para escapar.

La disputa que hasta el momento suma al menos cinco ejecutados y dos cuerpos desmembrados se originó cuando gente de El Betito secuestró al hermano de Jorge Flores, El Tortas, expresidiario y líder del grupo criminal conocido como la Fuerza Anti Unión.

Gráfico: La Razón de México

Informes de inteligencia de las autoridades capitalinas revelan que el expresidiario apodado El Tortas es quien actualmente controla la venta de droga en la Zona Rosa y Garibaldi, y es quien pelea de manera directa con la gente de La Unión, de El Betito.

De acuerdo con la información que han obtenido, Roberto “M”, El Betito El Chaparro de la B, secuestró y asesinó al hermano menor de El Tortas.

Con información de Carlos Jiménez