• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Marcelo, en el entrenamiento de ayer con la Canarinha, en Rusia. Foto: AP

El técnico de la selección de Brasil, Adenor Leonardo Bacchi, Tite, confirmó el regreso de Marcelo al 11 inicial para el partido ante Bélgica, el cual considera como un desafío para él y sus pupilos.

Brasileños y belgas se enfrentarán este viernes en la Kazán Arena en busca de un boleto a semifinales de la Copa del Mundo Rusia 2018, duelo al que se presentará el lateral izquierdo de Real Madrid, mientras que Fernandinho ocupará el puesto del suspendido Casemiro.

“Hablé con Marcelo y con Filipe Luís. Marcelo salió del equipo por un problema clínico y no volvió al siguiente juego por un problema físico. Filipe Luís jugó bien en esos partidos, pero mi decisión es que vuelva Marcelo. En lugar de Casemiro jugará Fernandinho”, dijo.

Del duelo ante uno de los equipos que mejor futbol han desplegado en Rusia, el estratega dejó en claro que será una difícil prueba para la Verdeamarela, aunque consideró que por lo mostrado ante Serbia y México llegan motivados.

“Es un desafío para mí y los jugadores, tenemos que seguir creciendo y dar el máximo. En los dos últimos juegos lo hicieron bien y eso le da fuerzas al equipo: es un desafío, pero no sabemos si será suficiente porque delante tenemos un rival con mucha calidad”

Destacó que el combinado europeo tiene un poder creativo enorme y será un choque disputado, el cual deberán jugar sin miedo a perder y sin euforia, “eso es clave”.

“Son dos equipos que practican un futbol muy bonito, aunque tienen características diferentes. El poder creativo de Bélgica es muy fuerte, con calidad, va a ser un gran partido con dos equipos que privilegian un futbol hermoso, cada uno con sus características”.

Gráfico: La Razón de México

De Neymar, criticado por simular faltas y exagerar en otras, destacó el esfuerzo que hizo para recuperarse de una lesión y llegar en óptimas condiciones a Rusia, contento con su accionar.

“Estoy muy contento de que juegue siempre al máximo; no sólo con balón y regateando, sino también ha participado muchísimo en acciones defensivas, en las transiciones, recuperando el balón, ocupando los espacios… sólo hay que mirar las imágenes, lo que me interesa es que está a un alto nivel”.

Reconoció que llegar a la definición desde el manchón penal no le gustaría, “un partido de futbol no debería terminar así, se debería encontrar otro tipo de definición”.

Por otra parte, aunque al interior de la selección de Bélgica pareciera haber mucha confianza para enfrentar a Brasil, el defensa Joao Miranda aseguró que sólo lo hacen para ocultar su miedo.

Sobre las declaraciones del zaguero belga Vincent Kompany, quien había manifestado que él y sus compañeros ya estaban pensando en semifinales antes de medirse al pentacampeón mundial, Miranda aseveró:

“Es más una manera de esconder el miedo, sabemos que nos tenemos que preparar para jugar contra una selección, un líder como Kompany debe mostrar confianza”.

El zaguero amazónico, quien será capitán de Brasil en la Kazán Arena ante los Diablos rojos, dejó en claro que su equipo está acostumbrado a jugar al más alto nivel y partidos como el del viernes.

“En el equipo estamos acostumbrados y con la responsabilidad de jugar al más alto nivel, sabemos que Bélgica nos exigirá al máximo, es un buen equipo y nosotros debemos estar concentrados, el rival es de primer nivel”.

Y aunque en Bélgica destaca en Rusia 2018 el goleador Romelu Lukaku, Miranda manifestó que “Bélgica no es sólo él”, pues existen hombres como Eden Hazard y otros atacantes habilidosos, de quienes la zaga sudamericana deberá estar atenta.

Neymar pierde 14 minutos tirado

Las exageraciones de Neymar durante sus caídas en el Mundial quitaron 14 minutos de juego en los 4 partidos que disputó, cinco minutos y 29 segundos en el duelo contra México, según un cálculo realizado por la Radiotelevisión pública Suiza (RTS).

La televisora pública helvética cronometró la duración de las paradas de juego de los cuatro compromisos disputados por Ney y concluyó que la mayor pérdida se produjo en el choque contra el Tri en octavos de final, donde la selección mexicana fue vencida.

Según sus cálculos, durante este partido, se “perdieron” cinco minutos y 29 segundos por la demora de Neymar, siendo “la más larga interrupción” el momento en el que Miguel Layún le pisó el tobillo derecho al jugador carioca, que duró dos minutos.

En la primera fase, el atacante hizo perder un minuto y 56 segundos contra Serbia y tres minutos y 40 segundos contra Suiza.

“Neymar da de qué hablar más por sus vueltas que por sus dos goles en el Mundial”, publicó RTS.