Con o sin grupo de inconformes, seguirán Plan y Programas del CCH: UNAM

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Luego de que jóvenes irrumpieran en la reunión que se llevaba a cabo entre autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y un grupo de representantes de estudiantes, el abogado de la Universidad, Luis Raúl González dio a conocer la postura de la Máxima Casa de Estudios.

En el texto que se dio a conocer alos medios, se expone: “De nueva cuenta, la actitud intransigente y violenta del grupo de representantes que ocuparon la Torre de Rectoría, que ahora irrumpió en las instalaciones de la Dirección General de Orientación y Servicios Educativos (DGOSE), impidió la continuación del diálogo con las autoridades universitarias.

Precisando que el rompimiento de las pláticas ocurrió poco después de continuar la cuarta sesión resolutiva que pretendía establecer las bases para la instalación de las mesas de diálogo, donde se discutiría la actualización del Plan y Programas de Estudios del CCH.

Se reiteró que entre agresiones a integrantes de la comunidad universitaria y a los representantes de los medios de comunicación, las conversaciones se interrumpieron por el uso de la fuerza de este grupo violento.

“La autoridad universitaria entregó una propuesta articulada e integral que planteó la realización de 13 sesiones de cuatro horas cada una, en el auditorio Alfonso Caso, a iniciarse el lunes 20 y concluir el 15 de agosto”, se refirió en un boletín dado a conocer a los medios.

Al momento de romperse el diálogo se definía la temática de cada uno de los encuentros a los que asistirían 15 representantes por cada una de las partes, plenamente identificados y con derechos universitarios vigentes, y hasta 15 asesores.

Como resultado de esas reuniones, se elaboraría una relatoría aprobada por ambas representaciones, que se entregaría a la Comisión Permanente de los Planes y Programas de Estudio del Colegio, con el fin de incorporarla al debate que está en curso en los planteles, y que concluirá el 30 de noviembre.

A este respecto, tan sólo el 19 de abril, día en el que un grupo de personas irrumpió violentamente para tomar la Torre, se celebró un debate en planteles del Colegio, en el que se presentaron más de mil ponencias y participaron casi siete mil alumnos, además de académicos.

Después de conocer el documento que la Rectoría entregó a los representantes de los ocupantes de la Torre, éstos manifestaron que lo analizarían y pidieron un receso hasta las 17 horas de hoy, para dar una respuesta.

Al reanudarse el encuentro, la comisión de la Rectoría se encontró con la misma intolerancia y pretensión de retardar el inicio del diálogo.

Este grupo no atendió el principio universitario del respeto y decidió, nuevamente, de forma violenta e intimidatoria, terminar con las pláticas.

Advirtió que “esta repetida agresión a personas e irrupción a instalaciones universitarias no impide que continúe el proceso amplio e incluyente de actualización del Plan y Programas de Estudio hasta finales de noviembre, con la participación de alumnos y profesores, como se tiene programado.”