• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Cota y Jara, pelean un balón en el aire, ayer en Ciudad Universitaria.

Los Pumas de la UNAM y los Tuzos del Pachuca igualaron a cero, tras un cotejo bastante flojo, que gozó de pocas oportunidades manifiestas de gol, no obstante, los felinos se mantienen en la cumbre de la tabla; ayer fueron incapaces de perforar el arco de los forasteros, con todo y que contaron con más oportunidades de peligro.

El técnico David Patiño mandó a la cancha a Alfredo Saldívar en la portería; los canteranos Alan Mendoza y Pablo Jáquez estuvieron como zagueros centrales, mientras que Rosario Cota se hizo cargo de la parcela izquierda y Alan Rodriguez, de la derecha; Victor Malcorra y Kevin Escamilla fungieron como mediocampistas, arropados por Martín Rodríguez y Pablo Barrera, quienes se encargaron se surtir de balones a Carlos González y Felipe Mora, los dos delanteros en punta.

Con poco, los auriazules se hicieron de los primeros minutos de juego, valiéndose de algunas jugadas a balón parado, arribos por ambas bandas, el robo del esférico en medio campo y un par de tiros de larga distancia, pero nada más el proceder de los capitalinos cuando el partido era temprano fue tan gris como el cielo, que ayer por la tarde cubrió el cielo de la CDMX.

  • El dato: El defensa Alejandro Arribas se lastimó durante el calentamiento y no pudo iniciar.

Por su parte, Pachuca, que ayer fungió como forastero, saltó al campo con un 4-3-3. Alfonso Blanco les cuidó el marco; Óscar Murillo, Alexis Peña, Emmanuel García y José Joaquín Martínez se encargaron de la defensa; Jorge Hernández, Francisco Figueroa y Pablo Lopez dieron circulación al esférico por el corazón del campo, mientras que Franco Jara, Juan Pérez y Ángel Sagal trataron de culminar las jugadas y generar peligro en el arco de los locales.

Franco Jara pasa el balón entre Rosario Cota y Alan Mendoza, ayer. Foto: Mexsport

Los dirigidos por Francisco Ayestarán fueron displicentes en el arranque; a cuentagotas rebasaron el círculo central y más bien trataron de mantener el esférico lo más lejos de su portería.

Pese a que los minutos fueron avanzando, el juego no se hizo más dinámico.

La lluvia, el clima, el estado del pasto e incluso la afición que se portó un poco parca, no ayudaron a que el cotejo fuera entretenido y así se murieron los primeros treinta minutos del choque festejado en el Olímpico de Ciudad Universitaria.

Los últimos 15 minutos no fueron diferentes; Universidad propuso muy poco y Pachuca aguantó los embates, para que el marcador se mantuviera en ceros para el descanso. Luego, en el complemento, los dos clubes salieron del vestidor más espabilados, con más ansias, le pusieron garra en el medio campo y el esférico circuló mejor, pero aún faltaba dinamismo de parte de ambos.

A 30 minutos de que el cotejo terminara, Patiño decidió prescindir de Felipe Mora y darle juego a Alan Acosta, quien entró a refrescar la delantera. El juego fue hasta entonces que se volvió dinámico, con mejor circulación y con unos felinos que se acordaron que eran ellos los obligados a proponer y difícilmente dejaron que la de gajos llegará a su medio campo. De hecho, a nada estuvieron de abrir el marcador de forma clara, pero en esas jugadas fue el tino el que no les ayudó.

Luego el timonel de los del Pedregal metió a Gustavo Alustiza por Martín Rodríguez, pero el cotejo estaba más que sentenciado al empate, pues aunque los anfitriones intentaron abrir el tablero y tratar de darle tres puntos a su gente que ayer fue a aguantar las inclemencias del tiempo a CU, los argumentos futbolísticos no les alcanzaron y aunque se mantienen en la parte alta, por primera vez en el torneo no se llevaron los tres puntos.

David Patiño lamenta nivel de sus pupilos

El rendimiento que mostraron ayer los Pumas de la UNAM no fue el más óptimo ni el más lúcido, de hecho fue bastante raquítico, lo que dejó en tela de juicio ese paso perfecto que mantenían hasta antes del duelo ante Pachuca, ya que habían ganado en las tres primeras fechas; ellos lo saben y tras el choque ante Tuzos, el estratega David Patiño lamentó romper esa seguidilla de triunfos que arrastraban.

“Tengo que incluir esos elementos, el clima y faltó meter un gol para aspirar a ganar”, expuso, aunque al mismo tiempo aclaro que tampoco es para encender las alarmas.

“No hay preocupación, buscamos ganar, a veces se puede, otras no; vamos a buscar el (partido) que viene. Hay cosas valiosas como el futbol de Pablo Jáquez, Rosario Cota que venía de una molestia; tuvimos llegada, seguir sumando y el cero atrás es positivo”, explicó.

Cabe mencionar que los felinos no la tienen fácil, pues su siguiente compromiso será en tierras regias ante los Rayados, un club con una plantilla bastante rica.

Compartir