Con videollamada, Almeida evita que un hombre se suicide en Coyoacán

ciu16i-5.jpg

Aquel hombre sostenía con la mano derecha un revólver apuntándose a la sien. Ante la mirada de decenas de policías, insistía una y otra vez en que se iba a disparar, pues no tenía motivos para vivir.

Sin embargo, una llamada por videoteléfono lo contuvo: el jefe de la Policía de la ciudad, Hiram Almeida, habló con él, lo persuadió a que se detuviera, le ofreció trabajo y al final logró evitar el suicidio.

Pasaban de las 5:00 de la tarde del sábado cuando todo comenzó. En calles de la colonia San Francisco Culhuacán, en Coyoacán, policías capitalinos intentaron detener a Raúl Castillo, un hombre de 49 años que llevaba un viejo revólver.

Al verse rodeado sacó aquella arma, se la colocó en la cabeza y amenazó con dispararse si alguien se acercaba.

Al principio fueron tres policías los que buscaron atraparlo, pero al ver la situación, poco a poco llegaron más refuerzos, incluidos un par de mandos de la dependencia y agentes especializados en el control de situaciones de riesgo y toma de rehenes.

Apenas supo lo que pasaba, el secretario Almeida se comunicó vía telefónica con los mandos en el lugar. Les dijo que iba para allá, pero le pidió a uno de ellos que hiciera una videollamada y le acercara el aparato al hombre armado.

Aquel sujeto tomó el teléfono y mientras sostenía el arma en su cabeza, hablaba y se veía con el secretario.

“Me decía que no quería vivir, que su esposa lo había dejado. Por eso platiqué con él, logramos que sintiera empatía, le ofrecí sentarnos a tomar un café y ayudarlo a conseguir trabajo”, recuerda Almeida.

Mientras platicaba, las cámaras del C4 enfocaban al hombre. Raúl Castillo le contó al jefe de la policía que tenía problemas con su mujer, lo había denunciado, que era taxista pero no tenía trabajo…

Luego de platicar durante unos 10 minutos, Castillo se distrajo y bajo por un instante el arma. Almeida observó el instante que sus agentes se lanzaban sobre el hombre. Le quitaron el revólver y juntos evitaron su suicidio.